Un nuevo roce se generó entre el paraguayo Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol, y el legendario exarquero José Luis Chilavert, detractor de la gestión de su compatriota en el ente sudamericano, la noche del martes, cuando el dirigente de 49 años reportaba en redes sociales una devolución de 71 millones de dólares a la Confederación Sudamericana de Fútbol en el marco del caso Fifagate.

“¡Una nueva victoria sobre la corrupción! El Departamento de Justicia de EE. UU. ordenó la devolución a la Conmebol de 71 millones de dólares, ilegalmente desviados por antiguos dirigentes de la institución. Se trata del monto más importante hasta ahora recuperado por la Conmebol hasta hoy”, publicó Domínguez por la tarde en Twitter.

Horas después, Chilavert respondió por la misma vía: “De la corrupción que tú participaste y cobraste, caradura. Ahora te crees impoluto. Hasta 2013 estabas en ruinas y ahora (eres) millonario. Jamás podrás justificar el incremento de tu patrimonio”. Y adjuntó una foto de un documento que da cuenta y razón de “egresos” de Conmebol en favor de dirigentes sudamericanos, entre estos Domínguez, cuando era presidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol (2014-2016), y Luis Chiriboga Acosta, expresidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (1999-2015).

“¿Por qué no hablas del juicio de Floribelo de más de 90 millones de dólares a la Corrupbol? Tú participaste y cobraste dinero de la corrupción que hoy denuncias, rata de alcantarilla. Ya vas a caer”, continuó el exarquero de 56 años, refiriéndose a una demanda del ciudadano Luis Alberto Floribelo a la Confederación Sudamericana de Fútbol por concepto de “indemnización por daños y perjuicios”, con un total de 98 millones de dólares, de acuerdo con el medio informativo paraguayo Primer Pliego.

Chilavert respondía, además, a Domínguez, que no reaccionó, con imágenes de archivo en las que se observa al actual presidente de Conmebol (desde enero de 2016) con exdirigentes como Juan Ángel Napout, condenado en agosto de 2018 a nueve años de prisión por el Fifagate, y el desaparecido Nicolás Leoz, en arresto domiciliario desde mayo de 2015 por el mismo caso hasta su muerte en agosto de 2019.

El exarquero ya ha calificado de ‘corrupto’ antes a Domínguez y lo acusa en la justicia paraguaya de delitos como lavado de dinero, asociación criminal, evasión impositiva, entre otros. Ambos mantienen frentes judiciales abiertos. El presidente de la Conmebol, en tanto, se queja de difamación y calumnia. (D)