El orden táctico y la asfixiante presión que aplicaron los futbolistas del Barcelona Sporting Club fueron fundamentales para controlar el partido y vencer 2-0 a Santos en el estadio Vila Belmiro en Sao Paulo, Brasil, por el arranque del Grupo C de la Copa Libertadores, destacó Fabián Bustos, técnico argentino de los canarios.

Un plan que les permitió a los canarios cortar todos los circuitos de juego del Peixe (Pez), actual vicecampeón de la Libertadores, y marcar los goles a través del delantero manabita Carlos Garcés (53 minutos) y el defensa Pará (70 minutos en contra).

“Destaco el orden, entrega y compromiso de los jugadores, hicieron un gran partido, potenciado por el rival, el subcampeón de América. El mérito es de los chicos, de sus ganas y su esfuerzo. Con mucha humildad y trabajo conseguimos algo importantísimo, 3 puntos de visitantes, pero no podemos relajarnos ni pensar que ya logramos el objetivo, iremos partido a partido”, comentó Bustos.

También resaltó que para conseguir esta victoria se “analizó mucho al rival y todo lo trabajado se dio. Controlamos la mayor parte del partido y ofensivamente creamos situaciones, fue una victoria importantísima”.

“Planificamos todo y el equipo estuvo muy concentrado, intentamos ganar el partido y nos sentimos cómodos. Tuvimos puntos altos en todas las líneas y no sufrimos en el partido, eso me deja conforme”, agregó el entrenador gaucho de 52 años.

Los canarios, actuales campeones nacionales, ampliaron en Brasil su notable récord: cuatro victorias en los últimos seis partidos jugados (le ganó a Santos en dos ocasiones, a Botafogo y a Gremio; perdió ante Palmeiras y Flamengo) en la tierra de los pentacampeones del mundo. Dos de estas ante el Santos.

En la edición de la Copa 2017 logró un triple éxito en la tierra de Pelé: uno en la fase de grupos y los dos restantes en cuartos de final y en semifinales. Y aunque en octavos de final perdió ante el local Palmeiras, en esa ocasión Barcelona se transformó en el único club en la historia de la Libertadores en eliminar consecutivamente a tres cuadros brasileños en una misma edición del certamen; a Botafogo lo privó de clasificar a la siguiente ronda, a Palmeiras lo sacó en octavos y a Santos lo despachó en cuartos de final. (D)