El Manchester City derrotó al West Ham (3-1) y se hizo con el trono de Inglaterra por cuarta temporada consecutiva, un récord inédito que eclipsa de nuevo al Arsenal, segundo tras la generación dorada de los Citizens con un genial Phil Foden.

El entrenador español Pep Guardiola aseguró el título en la 38.ª y última jornada, superando por dos puntos a su pupilo y ahora entrenador de los Gunners Mikel Arteta, pese a que el Arsenal ganó al Everton (2-1). Es el décimo título de campeón de Inglaterra del City en su historia.

Pervis Estupiñán se queda sin DT: Brighton y Roberto De Zerbi ‘acuerdan’ final del contrato

Guardiola ha ganado seis de los últimos siete títulos de la exigente Premier League. En el país del fútbol, la armada citizen está ya a la altura del Liverpool de los años 1970 y 1980 y del Manchester United de Alex Ferguson, que acumuló 8 títulos entre 1993 y 2003 y 5 entre 2007 y 2013.

Publicidad

Los fondos emiratíes que financian desde 2008 al club mancuniano no son la única explicación a la supremacía del City, una máquina ganadora que ha alcanzado un nuevo nivel con Guardiola y plagada de grandes jugadores como Foden, recién elegido mejor jugador de la temporada a sus 23 años.

El atacante inglés puso fin al suspense de la última jornada con un misil a la escuadra (minuto 2, 1-0) y firmó su doblete con sangre fría (28, 2-0), arrojando un jarro de agua fría sobre el Emirates Stadium.

La moral del Arsenal, que empezó por detrás en el marcador 1-0 contra el Everton, reflotó antes del descanso, cuando Takehiro Tomiyasu (43, 1-1) empató mientras que en el Etihad el West Ham recortó distancias (42, 2-1).

Publicidad

Pero los sueños del Arsenal volvieron a estancarse con un gol de Rodri (minuto 59, 3-1) en Mánchester. Pese a que Kai Havertz logró finalmente el gol de la victoria en el norte de Londres (89, 2-1), la ayuda del West Ham no llegó.

Los subcampeones de Inglaterra, pese a su segunda posición, han completado también una increíble temporada: el ataque ha brillado, la defensa de William Saliba y Gabriel se ha mostrado sólida y la plantilla, reforzada con la llegada de Declan Rice y Havertz, ha alcanzado las 28 victorias (récord del club), dos más que los ‘Invencibles’ de 2004.

Publicidad

El club del norte de Londres se ha topado sin embargo con un City imparable, que tan sólo ha perdido tres partidos esta temporada, el último de ellos a principios de diciembre.

El Liverpool, que en los últimos años también ha librado largas batallas por el título contra el City, ocupó este año la tercera posición y despidió el domingo a su entrenador Jurgen Klopp.

El alemán tuvo un emotivo adiós en su último partido en Anfield, a la altura de la huella que ha dejado en Liverpool luego de nueve años. Las gradas le dedicaron un clamoroso “You’ll Never Walk Alone” con un tifo gigante “Jürgen” antes de la victoria contra el Wolverhampton.

Los Reds volverán a Liga de Campeones la próxima temporada, bajo la batuta de Arne Slot, exentrenador del Feyenoord que hizo oficial su llegada a orillas del río Mersey.

Publicidad

El Totteham terminó la temporada con victoria 3-0 contra el colista Sheffield United y aseguró la quinta posición, sinónimo de clasificación a la Europa League, tras un año sin participar en ninguna competición europea.


Como los ‘Spurs’, el Chelsea (2-1 contra el Bournemouth) volverá a competiciones continentales tras una sexta posición que parecía muy lejana a mediados de abril.

Tras un complicado inicio de temporada marcado por las lesiones, los ‘Blues’ recondujeron la temporada en 2024 de forma espectacular. Como mínimo, los londinenses disputarán Conference League o la Europa League, dependiendo del resultado de la Copa de Inglaterra.

Ese trofeo es la última vía que le queda al Manchester United para alcanzar Europa, tras quedar en octava posición, su peor resultado desde 1990.

El Newcastle, que venció 3-1 en Brentford, supera a los ‘Red Devils’ tan solo por la diferencia de goles más favorable.

En la parte baja de la tabla, el Luton certificó su descenso a Championship, junto a Sheffield United y Burnley. Los tres ascendidos regresan a la segunda división y dejan su lugar a Leicester e Ipswich, a la espera de la final por el ascenso entre Leeds y Southampton el 26 de mayo en Wembley. (D)