El Inter Miami finalizó su temporada el pasado 21 de octubre y tendrá que esperar hasta el próximo año para volver a competir por la Major League Soccer (MLS). Con el fin de ser protagonistas en el torneo, el cuadro que preside David Beckham buscaría mejor su línea ofensiva en la que ya cuentan con el argentino Lionel Messi y el ecuatoriano Leonardo Campana.

Luego de lograr el octavo Balón de Oro de Messi, el primero fuera de las cinco grandes ligas, el retirado futbolista inglés parece decidido a armar un equipo a imagen y semejanza del astro argentino.

Lionel Messi, Dixon Arroyo y Leonardo Campana no irán a China con el Inter Miami CF

Además de las contrataciones de Sergio Busquets y Jordi Alba, realizadas a la par que el diez, las Garzas contarán con un nuevo refuerzo de lujo, Luis Suárez. El uruguayo acaba contrato este mes de diciembre con Grêmio y ya habría un principio de acuerdo para su arribo a la MLS.

Publicidad

Inter Miami CF anuncia las bajas en el plantel para el 2024. ¿Siguen los ecuatorianos Campana y Arroyo?

Con la marcha de Josef Martínez, a quien finalmente el club no renovó el contrato, el Gerardo Martino encontró un vacío enorme en la delantera rosada. El venezolano, como tal, fue el primer gran fichaje de Beckham en su proyecto, aunque sus números llegara a convencer a la afición.

Con 21 goles y 7 asistencias en 49 encuentros, el Vinotinto dejará paso para que un nuevo ‘killer’ llegue a la MLS. La salida de Josef era necesaria para la llegada de Luis Suárez, un jugador por el que el Inter ya lo intentó todo el pasado verano, pero que se encontró de bruces con el rotundo ‘no’ de los gaúchos.

Al final, un ‘galáctico’ se marcha para que entre otro todavía más ‘galáctico’.

Publicidad

Un proyecto hecho en Barcelona

Con Luis Suárez a bordo del barco rosado, David Beckham logra firmar a su álbum de cromos a la columna vertebral de aquel Barcelona que se alzó con la Champions League en Berlín hace casi una década.

A falta de los Ter Stegen, Rakitic y el tan codiciado Neymar, el Inter Miami podrá disfrutar de un equipo que dominó en Europa en una temporada para los anales de la historia, aunque ahora habrá que ver si se puede soñar o no con un reencuentro de la MSN. Si bien los años han pasado, la calidad sigue intacta.

Publicidad

Lionel Messi (i) y Luis Suárez en su época jugando juntos en el FC Barcelona.

Con el fichaje de Luis Suárez, la delantera del cuadro del su de Florida se vacunarán de algo de lo que han pecado esta temporada, falta de puntería sin Messi. La calidad del equipo está muy clara, con el Tata Martino pudiendo contar con jóvenes promesas, pero que aún les falta un ápice de madurez.

Jugadores como Facundo Farías han sabido darle un toque de gol al equipo, pero no fue suficiente. Suárez no solo podrá hacer que la hinchada cante más goles, si no que en los últimos años su faceta de asistidor ha terminado por explotar.

Esta temporada con Grêmio suma 19 tantos y 16 asistencias para convertirse en el jugador más determinante de su club y puede que de todo el Brasileirão. (D)