El FC Barcelona anunció este jueves 5 de agosto que Lionel Messi no continuará en la entidad azulgrana, debido “a los obstáculos económicos y estructurales” de la LaLiga Española, siendo este el principal motivo de la no continuidad del argentino.

“Ante esta situación, Lionel Messi no continuará ligado al FC Barcelona. Las dos partes lamentan profundamente que finalmente no se puedan cumplir los deseos tanto del jugador como del Club”, señaló el club en un comunicado.

Así, finaliza un relación de más de 20 años, que comenzó con la firma de Messi en una servilleta, luego de que el Directo Deportivo de ese entonces del Barcelona, Carles Rexach, lo llamará para una prueba de 15 días, de los cuales sobraron 14 ante las condiciones del argentino.

Llegada a Barcelona

Fue en el año 2000, con la edad de 13 años, cuando Lionel Messi decidió dejar su vida en Rosario, para viajar a Barcelona en busca de triunfar en el fútbol.

Publicidad

Unos años antes, al argentino se le había detectado una deficiencia en la hormona del crecimiento y el club donde militaba, el Newell’s Old Boys, no se podía hacer cargo del tratamiento, que costaba cerca de 900 dólares mensuales.

Ante esa dificultad, su padre, Jorge Messi, decidió buscar alternativas en otro clubes, siendo España, y especialmente el Barcelona, el lugar que le abriría las puertas a su hijo para que creciera tanto físicamente, como profesionalmente.

El director deportivo de ese entonces del Barcelona, Carles Rexach, había citado a Jorge y Lionel a una prueba que duraría 15 días, donde Messi debía de mostrar sus habilidades con el balón.

Al observar la facilidad con la que Messi superaba a sus rivales, decidió darle la oportunidad en el equipo azulgrana y lo hizo firmar su primer contrato en una servilleta, para asegurarse a la nueva perla argentina.

Desde entonces, el Barcelona se hizo cargo de los tratamiento de Lionel, que en ese entonces solo media 1,40 metros.

Paso por la Masia y debut con el primer equipo

Su paso por las diferentes categorías del Barcelona fue tan fugaz como espectacular: jugó en Infantil A, Cadete B, Cadete A, Juvenil A, Barca C y Barca B siendo uno de los mejores jugadores en cada categoría y dejando registros espectaculares.

Publicidad

Tan solo tres años después de su llegada a Barcelona, Messi debutaba en el primer equipo del club, en el partido amisto contra el Porto, bajo la tutela del técnico holandés, y ex figura del Barcelona, Frank Rijkaard. Messi se convertía así en el jugador más joven del cuadro catalán en debutar, con tan solo 16 años y cinco meses.

Sin embargo, La Pulga tenia que esperar poco más de diez meses para hacer su debut en un partido oficial, el cual llegó el 16 de octubre del 2004 en el derby contra el Español. Sus constantes lesiones marcaron su irregularidad en esa temporada, pero pudo aparecer en los meses finales para marcar su primer gol.

El primer tanto del argentino con Barcelona llego en mayo de 2005, cuando con asistencia de Ronaldinho marcó frente al Albacete, para convertirse en el jugador mas joven del club en anotar en Liga con 17 años, 10 meses y 7 días.

Su capacidades le fueron dando espacio en el primer equipo, pero el mal juego mostrado por la plantilla bajo el mando de Frank Rijkaard después de salir campeones de la Champions, hizo que su juego no deslumbrara en toda su capacidad, hasta la llegada de Guardiola.

Era Guardiola y sus cuatro balones de oro

Ante la salida del holandés Rijkaard, el FC Barcelona hacia oficial a Pep Guardiola como el nuevo técnico del club, el cual llevo a lo más alto a la entidad, siendo Messi la estrella y pieza fundamental de ese equipo.

En su primera temporada en el banquillo, el cuadro catalán gano todos los títulos disputados durante la temporada, consiguiendo el ‘triplete’ y posteriormente el ‘sextete’, convirtiéndose en el primer club de la historia en conseguirlo.

Tras la espléndida temporada, Lionel Messi era elegido por la revista France Football como el mejor jugador de la temporada 2009 y le otorgaba su primer balón de oro con 22 años, siendo el segundo jugador más joven en conseguirlo, por de tras de Ronaldo Luis Nazario.

De la mano de Guardiola, Messi no bajaba su rendimiento y cosecho el trofeo en tres ocasiones más, siendo el primer jugador en el historia en conseguir cuatro balones de oro y de manera consecutiva, tras los conseguidos en 2010, 2011 y 2012.

Años de contraste y vuelta a la gloria

Luego de cuatro años de dirigir al FC Barcelona, Pep Guardiola dejaba el banquillo y proponía a Tito Vilanova como su sucesor.

Durante esa transición, Lionel Messi conseguía imponer la marca de 91 goles en el año 2012, siendo su ultimo gran año antes de su pequeño declive.

En las dos temporada post Guardiola, el Barcelona solo pudo lograr la liga de la temporada 2012-2013 y la Supercopa de España de 2013, con poca incidencia de Messi, que veía cómo despegaba Cristiano Ronaldo en el Real Madrid.

Las buenas temporada de Ronaldo lo acreditaron como el ganador del Balón de Oro en la dos temporadas siguientes a la última conseguida por Messi: la de 2013 y 2014.

La llegada de Luis Enrique en el 2015 cambió la actitud de la plantilla y con la adquisición de Luis Suarez, el Barcelona armaba el tridente de la MSN, junto a Neymar y Messi, siendo el jugador argentino el que encabezaba los mejores registros.

De la mano de Luis Enrique, Messi volvía a sacar su mejor versión y el Barcelona conseguía su segundo ‘triplete’ en la historia y su cuarta Champions League a nivel institucional.

La buena temporada de La Pulga, lo acreditaban como ganador, nuevamente, del Balón de Oro en 2015 y conseguía así su quinto trofeo individual.

Última renovación de Messi

Con la llegada de la nueva directiva, encabeza por Jose María Bartomeu, Messi firmaba con 30 años su último contrato como profesional del FC Barcelona, siendo la octava mejora salaria en la entidad desde que fue futbolista del primer plantel.

En 2017, el argentino se vinculaba con el FC Barcelona hasta la temporada 2020-2021, siendo el mejor contrato en la historia del fútbol, que posteriormente sería revelado por el Diario El Mundo.

El Barcelona se comprometía a pagar a Messi la de 555.237.619 millones de euros por su servicios, para los próximo cuatro años. El argentino ingresaba por temporada 138 millones de euros entre fijos y variables, las cuales, junto con la mala administración de la directiva, fueron comprometiendo económicamente al Barcelona.

Con el gasto millonario por jugadores y las afectaciones de la pandemia, hicieron que la entidad catalana no pueda renovar por novena ocasión a su mejor jugador en la historia del club, por lo que este jueves 5 de agosto hizo oficial su salida.

Por lo que Messi se despide del FC Barcelona luego de dos décadas y dejando 35 títulos en el club: 10 títulos de Liga, 4 de Liga de Campeones, 7 de Copa del Rey, 8 de Supercopa de España, 3 del Mundial de Clubes y 3 de Supercopa de Europa.

Ademas, se despide con cifras récord e históricas de la entidad, siendo el jugador que más veces vistió su camiseta (778), el máximo goleador de la historia de la institución (672) y jugador que más balones de oro ganó y botas de oro consiguió (seis en las dos ocasiones).