Gustavo Alfaro parece tenerlo claro: “Lo único que da timing competitivo es jugar; nunca un entrenamiento podrá recrear lo que significa disputar un partido por tres puntos”. Empero, en la convocatoria del seleccionador de Ecuador para el amistoso con Bolivia el lunes pasado figuró el nombre del delantero Leonardo Campana, quien ingresó a los 59 minutos a la cancha del estadio Banco Guayaquil (Quito) pese a no registrar al menos un partido completo este año en la Liga de Portugal con el Famalicao –club al que llegó por carecer también de oportunidad en el Wolverhampton inglés– y haber sido relegado a juegos menores de la Copa portuguesa.

La falta de competencia del atacante guayaquileño de 20 años, quien migró al fútbol europeo en enero del 2020 luego de 15 partidos en Primera-A con Barcelona Sporting Club, su equipo formativo, no ha pasado desapercibida por el entrenador de la Tricolor: “He estado hablando con ellos (también con Gonzalo Plata, venido a menos en el Sporting de Lisboa) sobre la posibilidad de que busquen un lugar donde tengan competencia, porque por más que entrenen bien, por más que trabajen bien, lo único que da timing competitivo es jugar. Nunca un entrenamiento podrá recrear lo que significa disputar un partido por puntos. Les dije, les aconsejé”.

Campana ganó protagonismo como máximo artillero (seis dianas) del Campeonato Sudamericano Sub-20 de Chile 2019, donde la Tri juvenil se hizo con el título inédito, a inicios de ese año. Él fue también el centrodelantero de la Selección de esa categoría en la Copa Mundial de Polonia, a mediados del 2019, cita en que Ecuador logró una histórica medalla de bronce.

El cumplimiento internacional del ariete porteño en la categoría menor le abrió las puertas del primer plantel de Barcelona hace dos años. Fue su única temporada en la Serie A de Ecuador con el club en que se formó. De acuerdo con registros de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, disputó 15 partidos (una minoría como titular) y anotó tres goles con los canarios.

Los Wolves de Inglaterra se fijaron en el guayaquileño y acordaron contrato en enero del 2020. No obstante, a más de contados destellos en entrenamientos, no debutó. En busca de minutos, el traspaso en septiembre hasta final de temporada (junio del 2021) al Famalicao portugués fue inminente. Se estrenó, pero finalmente quedó relegado e incluso sufrió una lesión muscular en febrero. Su última actuación con el equipo luso –saltando del banquillo– fue el 8 de enero, en la derrota en casa (1-4) ante el Porto. El 12 de diciembre de 2020, había aparecido como titular en la derrota ante Rio Ave en la cuarta ronda de la Copa de Portugal.

El aviso de Alfaro: “Se viene un semestre muy importante, para mí el más importante de esta etapa de eliminatorias (al Mundial de Catar 2022), porque no solamente está la eliminatoria, sino también Copa América (junio-julio, en Argentina y Colombia), y luego un semestre muy cargado porque hay que ver cómo se recuperan las fechas pendientes (de marzo). Es donde necesitamos tener jugadores en continuidad”.

Campana fue uno de los seis delanteros citados por el seleccionador de la Tri para el juego con el equipo del Altiplano. Los otros fueron José Angulo, Walter Chalá, Michael Estrada, Fidel Martínez y Ángel Mena. En esta ocasión, no se pudo contar con el capitán Enner Valencia. No fue citado Bryan Angulo, quien “poco a poco retoma su nivel” con el líder mexicano Cruz Azul, según la prensa de México. (D)