Este miércoles la Asociación de Futbolistas del Ecuador (AFE), a través de su presidente y representante legal, Carlos Tenorio, informó que un estudio jurídico brasileño está llevando la causa de la AFE ante la Federación Internacional de Futbolistas Profesionales (Fifpro) para recuperar su membresía de afiliado en ese ente por una suspensión que pesa desde 2019.

Luego que la AFE expulsó como socio de la entidad a Iván Jacinto Hurtado, expresidente del organismo, Tenorio dijo a EL UNIVERSO que su administración está llevando a cabo una “restructuración”. Esto es con el objeto de “suplir la mayor cantidad de información que nos ha pedido Fifpro para que nosotros podamos recuperar nuestra membresía”, agregó.

“La asociación ha estado en acefalía por más de dos años (...). Al estar nosotros suspendidos de Fifpro nos debilita mucho, porque nos invisibiliza la Federación Ecuatoriana de Fútbol dentro de las cámaras. Pero lo estamos manejando, mientras estemos en etapa de apelación, que creo que en los próximos días ya vamos a tener una resolución y vamos a ser notificados, nos ha tocado contratar un equipo jurídico brasileño con el que las cosas van bastante bien”, señaló.

“El nuevo directorio y quien les habla como representante legal es totalmente desconocedor de lo que pasó. Yo tomé la asociación el 26 de febrero de 2021, y toda la documentación que Fifpro ha venido exigiendo se ha quedado hasta 2020, información que nunca apareció, se llevaron toda esta información, nunca tuve la entrega personal del anterior presidente, no se tuvo información contable, lo cual nos ha tocado pedir a los bancos. La institución siempre ha estado entre comillas y con decir esto no estoy ofendiendo a nadie”, agregó.

Publicidad

Sanción en 2011

La Fifpro suspendió a la AFE en agosto de 2011 por supuestas irregularidades a nivel organizativo y financiero bajo la presidencia de Emilio Valencia.

La Fifpro publicó el 18 de agosto de ese año en su página web la decisión: “La Comisión ha podido establecer que las quejas y alegatos de los jugadores y entrenadores sobre las malas prácticas y abusos de Emilio Valencia son justas”. Agregó que la Comisión de investigación comprobó que la AFE “no llevaba ninguna contabilidad oficial. El presidente Valencia traspasaba sistemáticamente las contribuciones de los miembros de la AFE y de la Fifpro a su cuenta privada”.

En el informe se aseguró que la AFE actuaba “en complicidad con los directivos de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), que permiten la violación de los derechos de los jugadores”; y advirtió que notificará el caso a la FIFA. Pero la FEF rechazó, en un comunicado, la información de la Fifpro y aseguró que la “FEF no tiene por qué conocer el manejo interno de la AFE”. Mientras que el entonces presidente de la AFE, Iván Hurtado, quien asistió a Colombia a la sesión donde se ratificó la sanción, dijo: “Sentí vergüenza defender lo indefendible”.

Caso de Hurtado en 2022

Se detalla entre las causales para la expulsión del exzaguero Iván Hurtado que este recibió aportes de Fifpro y no entregó cuentas de los gastos. Esto provocó la suspensión de la AFE y pérdida de la membresía.

Publicidad

Se recordó que Hurtado fue cesado de sus funciones por la exsecretaria del Deporte Andrea Sotomayor, por no convocar a elecciones, en diciembre de 2020. Se había prorrogado en su mandato y, según la actual AFE, se arrogó funciones con su directorio, especialmente la tesorera Julia Salinas, quien era gerenta y manejó recursos de la institución pese al Acuerdo Ministerial del 18 de noviembre de 2020 que determinó la acefalía de la AFE y por lo cual se la intervino.

Carlos Tenorio comentó que Hurtado pretendió dirigir las elecciones cuando la secretaria del Deporte designó a Israel Verdugo como ejecutor. Que hubo afiliados que se pusieron al día en sus pagos y de esos ingresos no hay detalles.

Se menciona que Hurtado intentó engañar a Fifpro indicando que hubo reformas a los estatutos de la AFE, cambios que no se socializaron ni se entregaron a la entonces Secretaría del Deporte.

También se resalta que se hizo una falsa afiliación de varios futbolistas sin firma ni consentimiento de ellos; además, dejó cuentas pendientes como pago de arriendo, demandas laborales ejecutoriadas y no canceladas.

Publicidad

El actual presidente de la AFE ha indicado que a raíz de las propias denuncias realizadas por Hurtado contra exfuncionarios del organismo, se detectó el desvío de 900.000 dólares de la institución a la cuenta de Thay Lisandra Cazimajou.

Dicho informe dio origen a una denuncia en la Fiscalía por enriquecimiento ilícito privado injustificado contra Thay Cazimajou, ya que ese dinero fue a la cuenta personal de Cazimajou por orden de su esposo, Iván Hurtado.

‘FEF hace caso omiso’

Carlos Tenorio ha comentado este miércoles que una vez posesionado en la AFE realizó contactos con el titular de la FEF, Francisco Egas. El Demoledor afirma que se reunió en dos ocasiones con Egas, la primera en Quito, en la sede de la Casa de Selección, y luego en Guayaquil, en el edificio matriz de la FEF; sin embargo, después fue delegado el secretario general, Nicolás Solines, para dos o tres reuniones adicionales. “De ahí en más he enviado un sinnúmero de correos pidiendo que la Cámara dé resolución a los casos pendientes, y se ha hecho caso omiso. También al caso del Deportivo Quito”.

“Si la FEF hace caso omiso a los correos que nosotros enviamos para que dialoguemos para que reactivemos esto, porque yo les he dado también la razón a ellos en parte que hemos sido culpables como asociación porque no se ha hecho un manejo correcto. Pero hoy que queremos hacer las cosas bien estamos dispuestos a trabajar de la mano, pero si mañana no nos llevamos de esta forma nos vamos a apegar a nuestro órgano internacional que es Fifpro”, manifestó Tenorio, toda vez que hace un llamado de unión a la Liga Profesional de Fútbol de Ecuador, la FEF, a dirigentes de clubes.

Publicidad

Preguntado Tenorio sobre si habrá intervención de la justicia ordinaria frente a estas situaciones, subrayó que en esta situación “hay que dejar bastante el sentimentalismo”. “Eso se lo puede preguntar al anterior presidente de la asociación” fue la respuesta.

“Si yo lo busqué varias veces por diferentes espacios (para) que me diera todo lo pertinente a la documentación de la asociación para hacer un trabajo que permita recuperar nuestra institucionalidad”.

“Dicen que se realizaron con irregularidades las elecciones, yo me regí a lo que mandan unos estatutos, hasta que hagamos una reforma, porque ya nos pidieron una reforma. Yo hice todo en regla, pero si hay personas que mañana piensan que uno tiene que encubrir temas que van a repercutir mañana en mí porque la AFE no tiene un patrimonio y el peso cae encima mío, por qué tendría yo que asumir algo si yo he hecho las cosas bien, llevando un reporte diario”, añadió Tenorio.

“Yo no soy quién para opinar de una administración pasada, pero sí soy encargado de respaldar mi administración desde el día que la tomo hasta el día que yo salga, y lo voy a hacer de acuerdo a los requerimientos de nuestro organismo internacional que hoy la tomo suspendida, pero hemos hecho nuestra apelación y acorde a lo que encontramos en la AFE”, afirmó.

Según lo declarado por Tenorio en charla con EL UNIVERSO, “cero menos cero menos ceros” encontró su equipo financiero en el despacho de la AFE en febrero de 2021, y ha sido el intermediario de futbolistas José Chamorro, una de las personas que los ha apoyado con recursos”.

“Es una pena y eso se lo pueden preguntar al anterior directorio. Yo tomé la AFE en una casa que había sido alquilada. Me pregunto si con todos los recursos que ha entregado Fifpro desde que se fundó la asociación hasta hoy es digno que la AFE no tenga ni siquiera una oficina (propia) para decir que este patrimonio es nuestro”, enfatizó.

“Ojalá yo hubiera tomado la asociación con recursos. Pese a eso hemos hecho un muy buen trabajo, con los pocos recursos que hemos venido recibiendo hemos abierto una oficina en Quito y tenemos un equipo administrativo muy eficaz. Que vengan y que me digan a mí que tomé una oficina en óptimas condiciones o propia. La asociación no tiene ni siquiera un balón de fútbol a favor y eso es una pena. Es triste hablar de esto”, reprochó.

La administración de Carlos Tenorio en la AFE ha recibido recursos por contratos o convenios que se hicieron con instituciones como la Conmebol o el grupo Panini, según declaró Tenorio. (D)