Kylian Mbappe, jugador que milita actualmente en el Paris Saint-Germain de Francia, suena como posible refuerzo para las filas del Real Madrid el siguiente año, según el diario AS de España.

Los merengues quieren hacerse los servicios del jugador francés, algo que no pudieron conseguir en las temporadas pasadas.

El primer acercamiento tuvo lugar en 2017, sin embargo el extremo decidió fichar por el PSG terminando, así, en París. Luego, en 2021, los blancos presentaron una oferta de 170M€, sin embargo, el futbolista de 24 años se quedó en la capital francesa.

Publicidad

Bellingham ficha por el Real Madrid por 110 millones de dólares, procedente del Dortmund

A pesar de los dos rechazos anteriores, el Madrid, de la mano con su presidente Florentino Pérez, volvió a la carga por el deportista en el 2022. De igual manera que en las ocasiones anteriores, Mbappe decidió por quedarse en el cuadro campeón de Francia.

Florentino Pérez, que hace dos años pronunció “tranquilos” para referirse a su fichaje, ahora se ha convertido, de nuevo en palabras del presidente blanco, en un rotundo “sí” que vuelve a situar a Mbappé como el gran objetivo para construir el Madrid del futuro.

Cuatro aficionados deben pagar una fuerte multa económica por mensaje odio y racismo contra Vinícius Júnior

Fueron unos aficionados los que arrancaron ese “sí” al máximo mandatario en un vídeo que este fin de semana recorrió como la pólvora las redes sociales. “¿Va a fichar Mbappé, Florentino?”, le preguntaron. El presidente se giró y respondió con un “Sí” tan contundente como amplia se le dibujaba la sonrisa. “¿Hoy?”, le volvían a interpelar. “Pero no este año”, añadía Florentino, que comienza a preparar el terreno. Toda una declaración de intenciones amplificada por la viralidad de las redes.

Publicidad

Un proyecto deportivo cuestionado

Luego de la eliminación del PSG en octavos de final de la Champions League ante el Bayern Munich, el proyecto deportivo del cuadro francés ha sido puesto en duda. A Mbappé le prometieron un proyecto ganador en torno a su figura con Luis Campos, arquitecto del Mónaco en el que Kylian eclosionó, como director deportivo.

Sin embargo, la conquista de la Ligue 1, que no es más que cumplir con los deberes para el PSG, ha quedado eclipsada por el decepcionante papel en la Liga de Campeones. El tridente que debía llevar al PSG a la gloria se disuelve. La entidad no renovó a Messi, hay dudas con la continuidad de Neymar y el proyecto, que tendrá nuevo timonel en el banquillo, zozobra. (D)