El PSG se encuentra diseñando un nuevo club a todos los niveles. Si en el mercado de fichajes ya ha materializado varias incorporaciones y ha cerrado varias ventas, en el aspecto nutricional también ha intervenido. Según Le Parisien, el club ha contratado a un nutricionista a tiempo completo para que se encargue de la forma física del primer equipo y para poner en forma a los jugadores.

Una de las primeras medidas del nutricionista, que es un español que fue jugador de fútbol y que ahora es un especialista en la materia, ha sido la de prohibir la Coca-Cola y el té frío durante las comidas. Como los jugadores del PSG están obligados a comer juntos en Camp des Loges, una medida implantada por Luis Campos a su llegada a París, el control que se hace sobre los mismos es mucho más efectivo.

La temporada pasada, el PSG contaba con un nutricionista, pero a tiempo parcial y no se centraba exclusivamente en el primer equipo, sino que alternaba su tiempo con el equipo femenino y el de balonmano, por lo que prácticamente apenas surtía efecto. El dúo Campos-Galtier sigue trabajando para intentar parecerse cada vez más a una entidad seria, que es lo que le ha faltado al club a lo largo de los últimos años.

Otra de las novedades del nuevo consejero deportivo del PSG ha sido la de ‘blindar’ el vestuario del PSG. Según Le Parisien, durante los últimos años era común que personas, ajenas incluso al sector del fútbol, entrarán en el vestuario sin preguntar. Campos ha decidido que eso no se puede volver a repetir y ya ha tomado las medidas necesarias para que en el vestuario del PSG únicamente se respire fútbol. (D)