El internacional inglés del Borussia Dortmund, Jude Bellingham, fue condenado a una multa de 40.000 euros (45.000 dólares) por la Federación Alemana de Fútbol (DFB) por haber sospechado del árbitro en la derrota de su equipo en casa contra el Bayern Múnich (3-2), el sábado.

El jugador de 18 años cuestionó al terminó de un tenso “Klassiker” el arbitraje de Felix Zwayer, declarando al micrófono de una cadena de televisión: “¿Qué se puede esperar si das a un arbitró que hizo trampas en el pasado el duelo más importante de Alemania?”.

Swayer se había visto involucrado en 2005 en el mayor escándalo de partidos amañados que sacudió al fútbol alemán, cuando el árbitro Robert Hoyzer había confesado que influenció en el resultado de varios partidos de la Copa de Alemania, para una organización de apuestas trucadas.

El arbitro alemán era sospechoso de haber estado al corriente e incluso de haber aceptado 300 euros (338 dólares) de Hoyzer. Fue suspendido seis meses, pero la instrucción no había probado nunca su participación activa en el amaño de un partido.

Publicidad

Tras sus declaraciones, la comisión de disciplina de la DFB, que había abierto una investigación el lunes, retuvo contra Bellingham “un comportamiento antideportivo”.

Por su parte, el Borussia Dortmund había decidido proteger a su joven jugador: “Tiene 18 años y tomó la palabra tras un partido muy caliente y pleno de emociones. Vamos a apoyarlo”, había prometido el domingo el director deportivo del Borussia Dortmund, Michael Zorc.

Luego de las investigación, la Federación Alemana decidió solo multar económicamente a Bellingham y no suspenderlo, por lo que si podrá jugar el partido del próximo sábado contra el Bochum. (D)