“Mi ritmo y mis objetivos no son los mismos que los de los dirigentes” del Olympique de Marsella, afirmó este viernes el técnico argentino Jorge Sampaoli tras anunciarse su salida del club francés que entrenaba desde hace 16 meses.

“No hay nada malo en pretender cosas diferentes. Lo importante es buscar la excelencia y querer lo mejor para el Marsella”, añadió el entrenador en un mensaje en Instagram.

Sampaoli agradeció al presidente del club, el español Pablo Longoria, la oportunidad de entrenar a este equipo, que tiene el mayor número de aficionados en toda Francia: “El Marsella es una pasión, cada vez que entraba en el Velódromo (nombre del estadio local) mi corazón latía a toda velocidad”.

En este sentido, recordó que durante los 16 meses que ha estado en el banquillo marsellés ha sido “muy feliz” y se ha sentido “como si hubiera vivido toda la vida en la ciudad”.

Publicidad

“La última temporada ha sido increíble”, tras quedar segundos en la liga francesa por detrás el París Saint-Germain, afirmó Sampaoli, quien también mostró su agradecimiento a los jugadores, a los empleados del club y a los aficionados.

Según los medios franceses, Sampaoli había pedido a la dirección que reforzara la plantilla con jugadores aguerridos para disputar con garantías la próxima edición de la Champions League, para la que el Marsella se clasificó “in extremis” tras quedar segundo en el campeonato nacional francés.

Sin embargo, las mismas informaciones señalaban que Longoria tiene como prioridad número uno asegurar la estabilidad financiera del club, en una liga como la francesa en la que varios equipos afrontan problemas económicos. (D)