En el Etihad Stadium se han realizado 38 fichajes desde la presentación de Pep Guardiola como técnico cityzen en julio de 2016. En seis años, la entidad se ha gastado más de $1.100 millones para imponer su dominio, deportivo y financiero, en la Premier League.

Cuatro veces ha conquistado la liga el equipo celeste en este periodo en el que ha ganado otras tantas Copas de la Liga y una FA Cup. El City ha terminado de asentarse entre los grandes del fútbol inglés, publica diario AS de España.

Atrás se ha quedado su vecino, el Manchester United, así como los londinenses Chelsea, Arsenal y Tottenham. Solo el Liverpool sigue la estela de los celestes, que no han logrado trasladar su poderío en la Premier League a la Champions League.

Jack Grealish encabeza la lista de traspasos más caros del club. El centrocampista llegó el pasado verano procedente del Aston Villa después de que los mancunianos abonasen más de $117 millones.

Publicidad

Grealish aún no ha tenido el impacto que se le presupone a un traspaso tan caro, pero en Manchester tienen paciencia. Confían en que el futbolista de 26 años terminará asentándose en el once de Guardiola tarde o temprano.

Rúben Dias, Joao Cancelo o Rodri son otros de los fichajes más recientes y caros de la entidad en los últimos años. Tres fichajes que se han convertido en parte de la columna vertebral del City.

Este verano, Erling Haaland ($62 millones + 41 en variables), Stefan Ortega Moreno (gratis) y Kalvin Phillips ($ 53 millones) han sido los últimos en llegar al vestuario del Etihad Stadium.

Un verano a coste cero

Otros futbolistas cuyo impacto sobre el césped ha sido menor, han ayudado a cuadrar cuentas. Sin ir más lejos, horas antes de anunciar la contratación de Phillips, los de Manchester anunciaron la venta de Gabriel Jesús al Arsenal por $54 millones. Mismo montante utilizado en el traspaso del excentrocampista del Leeds United.

Publicidad

Además, el posible traspaso de Raheem Sterling al Chelsea rentabilizaría aún más la contratación de Haaland. Este mismo año, Ferran Torres regresó a La Liga después de que el FC Barcelona abonase $56 millones, 22 más que lo que pagó el City al Valencia en el verano de 2020.

A los celestes les salen las cuentas, y pese a la millonada invertida, podrían terminar cerrando el verano a coste cero. (D)