Con noviembre “demasiado lejos”, desde la última fecha de la eliminatoria a Catar 2022, el seleccionador de Ecuador, Gustavo Alfaro, alista el “desafío” de visitar a Brasil, este viernes en Porto Alegre.

La Tricolor, tercera del premundial en Sudamérica, visita a la Verdeamarela, que lleva puntaje perfecto, con 12 puntos en cuatro jornadas disputadas.

Los cambios en el calendario indican que Ecuador visite a Brasil y reciba a Perú, por las fechas 7 y 8, con las jornadas 5 y 6 aplazadas a consecuencia de la pandemia y la imposibilidad de contar en marzo con los jugadores sudamericanos en Europa.

“Trabajamos con una metodología diferente a lo que fueron las fechas anteriores, lo que nos obliga a estar más atentos en la planificación de los dos partidos”, comentó Alfaro, en conferencia de prensa virtual este miércoles.

Publicidad

El argentino citó a 31 jugadores para esta doble jornada, en previsión de “una fecha de eliminatoria trascendente” que deja a Ecuador en desventaja, “por el tiempo de recuperación” entre los dos juegos.

Pero el primer paso es Brasil, “un viaje largo y complejo”, por eso “había que pensar bien estos partidos”, señaló el estratega, quien resaltó “el estado de ánimo” de la Tricolor y “la predisposición” de sus dirigidos.

Del rival, Alfaro destacó que “Brasil llega con un trabajo ideal, con una idea definida y acabada de lo que quiere Tite por su largo proceso de trabajo”.

El seleccionador tricolor apuntó las claves a considerar para medir a “un equipo tan rodado”. “Por eso Brasil es un desafío y allá vamos, por ese desafío, con la moral y la voluntad intacta de saber que estamos en condiciones de intentar jugar de igual a igual ante cualquier rival y en cualquier circunstancia, más allá de saber que estaremos ante una de las mejores selecciones del mundo”, sostuvo.

Alfaro se reconoció en inferioridad de Brasil, pero no se siente menos. “Lo respetamos como a todos, pero no nos sentimos inferiores, sabemos que tenemos y contamos con cosas con qué jugarle y que, si tenemos la capacidad de llevarlo a nuestro terreno, le podemos hacer un buen partido, de igual a igual. Será una prueba muy linda”, indicó.

El seleccionador exteriorizó su confianza al trabajo colectivo y a la capacidad de sus dirigidos para “mantenerse en condiciones y ser el equipo que gane por derechos propios el boleto a la Copa del Mundo”.

Publicidad

Ecuador llega de tres triunfos consecutivos, solo cayó (1-0) ante Argentina en su debut, partido en el que Alfaro reconoció que se hizo “poco daño” al rival y que ante Brasil espera “copar todo el ancho” del terreno de juego.

La clave pasará en tener distancias cortas entre líneas, manejar bien las presiones y no ceder espacios a jugadores que tienen mucha capacidad de desequilibrio”, apuntó.

El trabajo con la Tricolor en Quito se cerró la mañana de este miércoles, por la tarde el equipo inició el viaje a Porto Alegre, donde no podrá contar con el ofensivo Gonzalo Plata, por expulsión; la contraparte es la recuperación de Carlos Gruezo, que vuelve tras cumplir una jornada de suspensión.

Con cuatro jornadas jugadas de eliminatorias y un amistoso ante Bolivia (2-1 en marzo), Alfaro dice tener el camino adelantado para un completo entendimiento de su escuadra, “un equipo con jerarquía”, que tendrá ese “reconocimiento internacional” en el corto plazo. (D)