Matheus Cunha fue protagonista de una de las imágenes del Ecuador-Brasil. La sufrió en sus propias carnes, de hecho. En los primeros minutos, cuando perseguía un balón largo hacia el área rival, el portero local Domínguez salió y en su intento de despejar le dio una patada tremenda en el cuello, donde le dejó marcados los tacos.

El guardameta fue expulsado (tras revisión en el VAR) y el delantero pudo continuar luego de ser atendido.

El futbolista del Atlético, eso sí, se tomó con buen humor lo ocurrido. Después del encuentro, ya en frío, el brasileño subió una foto a Instagram en la que se distinguen con claridad las heridas que le dejaron los tacos del portero entre el cuello, el hombro y el pecho.

Cunha explicó: “Gracias por los mensajes, estoy bien. Solo con un problema para explicar esto en casa”, con emoticonos de risas.

Publicidad

El artillero fue titular con la Canarinha, confirmando que tiene la confianza de Tite, la misma que se está ganando con Simeone.

En un partido durísimo de clasificación para el Mundial (Brasil, líder del grupo, ya está clasificada), el rojiblanco participó en el gol de Casemiro con el cabezazo previo para que el madridista empujara el balón a la red. Fue sustituido en el minuto 78. (D)