Flamengo rompió la imbatibilidad de local del Corinthians, que no perdía en casa hace 21 partidos, al derrotarlo 2-0 este martes en Sao Paulo en el juego de ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores 2022.

El ‘Fla’ se acercó a las semifinales al adjudicarse el primer duelo del llamado “Encuentro de las naciones”, como se conoce al choque entre los equipos con más hinchas de Brasil, gracias a anotaciones del uruguayo Giorgian de Arrascaeta (37) y Gabriel Barbosa “Gabigol” (51).

La derrota es doblemente dolorosa para el ‘Timão’, que no caía en el estadio Neo Química Arena (15 triunfos, seis empates) desde que el técnico luso Vítor Pereira aterrizó en la metrópoli latinoamericana, en febrero pasado.

Ahora, el próximo martes los paulistas deberán buscar la remontada en el Maracaná de Rio de Janeiro. Los cariocas no pierden de locales hace ocho partidos (siete victorias y un empate entre Brasileirao, Libertadores y Copa do Brasil).

Publicidad

“Hicimos un gran juego, pero aún restan noventa minutos que van a ser muy difíciles”, apuntó ‘De Arrasca’.

El ganador de la serie chocará con el vencedor de la llave entre los argentinos Talleres y Vélez Sarsfield.

Pereira rompió en el inicio del juego con el libreto que se esperaba que planteara ante el Flamengo, dueño de una de las nóminas más poderosas de América.

Desde que aterrizó en Sao Paulo, su Corinthians ha estado lejos de encantar, pero a base de un estricto cumplimiento táctico, muchas veces de carácter defensivo, sus jugadores han sacado más resultados de los calculados.

Publicidad

En la fría noche paulista, los del portugués intentaron buscar el protagonismo, llegando a exigir a Santos con un zurdazo de Gustavo Mosquito (4) tras un adentramiento por izquierda.

Pero con el correr de los minutos el subcampeón de la Libertadores-2021 desniveló la balanza, aunque sólo inquietó a Cássio en una jugada polémica que provocó reclamos airados de los locales.

El colombianos Víctor Cantillo erró en un despeje dentro del área que chocó en el brazo de Joao Gomes. La pelota cayó en los pies de De Arrascaeta, quien la envió al ángulo superior izquierdo del arquero.

“Golpeó la mano, honestamente no sé la regla, pero le golpeó la mano”, cuestionó Cássio.

Publicidad

Pereira movió sus piezas para el comienzo del segundo tiempo. Cantillo y Adson fueron reemplazados por Giuliano y Roger Guedes, en un intento por darle a su equipo más presencia ofensiva, agrietada por la baja de última hora del experimentado Willian por lesión.

Pero los cariocas fueron los dueños del balón desde el inicio y esta vez transformaron muy pronto el dominio en gol.

Muchas veces cuestionado por su labor defensiva como lateral, Rodinei se inmiscuyó por esa banda derecha hasta servir un pase a “Gabigol”. El ‘9′ acomodó un zurdazo al palo derecho de un Cássio que voló sabedor de que la pelota inflaría la red.

La ampliación de la ventaja desestresó a los rojinegros, cada vez más cómodos en un campo que suele ser hostil para los visitantes. El zaguero David Luiz (60) y el prometedor Victor Hugo (90+3) pudieron sentenciar una paliza con sendos remates que fueron despejados por Cássio, el salvador de siempre.

Corinthians intentó sacudirse del dominio, acentuado con el ingreso del chileno Arturo Vidal en el 73, pero el poderío del ‘Mengão’ de Dorival Júnior, que sigue imbatible en la Libertadores y tiene un pie y medio en semifinales. (D)