En carta dirigida a Juan Zapata, como presidente del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional, la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), a través de su presidente, Francisco Egas, solicita que se reconsidere y revea la decisión de no permitir la presencia de público para el partido entre Ecuador y Brasil, por jugarse este jueves en el estadio Rodrigo Paz Delgado.

El titular del fútbol profesional expone: “Quisiéramos reiterar y ratificar nuestro apoyo a las complejas tareas que se encuentran realizando para mitigar los contagios de COVID-19 en el país. Como federación, siendo responsables y respetuosos de las decisiones de la autoridad nacional, durante estos años de pandemia, promotores y vigilantes de todas las medidas de autocuidado de la población. Además, hemos ido más allá, y por gestión propia, hemos contribuido al proceso exitoso de vacunación masiva de los ecuatorianos”.

Detalla además: “Nos dejaría en un muy mal predicamento que Ecuador se convierta en el único país de la región en jugar sin público, cuando países como Argentina, Brasil y Uruguay han autorizado aforos al 100 %; Colombia, al 75 %; y Perú, que tiene la política más restrictiva, permite el 30 % de ocupación en sus escenarios deportivos”.

Luego de otras exposiciones y justificativos para que el COE revea la decisión, Egas indica: “Por todo lo expuesto, solicitamos a su autoridad, de la manera más respetuosa, pero con absoluta firmeza, reconsiderar y revea la decisión contenida en la resolución dictada ayer y se permita la presencia de público para el partido de nuestro combinado nacional, atendiendo nuestro requerimiento inicial, que es absolutamente consecuente con la realidad que estamos atravesando”.

Publicidad

En otra parte agrega: “Requerimos encarecidamente que la respuesta a este pedido se la haga el martes 25 de enero, en virtud de que el partido se disputará el jueves 27 y, sea cual fuere la decisión de las autoridades nacionales y municipales, debemos informar al público en general, que se encuentra expectante”.

“Confiamos en que el COE tome en consideración estos argumentos y permita que, con todas las precauciones y la responsabilidad que hemos venido demostrando, el país pueda vivir desde el estadio, junto con los jugadores, esta fecha que nos traerá la alegría y optimismo tan ncesarios estos días”.

En la parte final señala: “Al contrario de lo que mucha gente puede pensar, la FEF no es indolente con la situación que atraviesa el país derivada de la pandemia; al contrario, lo único que queremos es darle alegría a la gente, que haya la sensación de un retorno paulatino a la normalidad, cuidándolos y poniendo, por todas las cosas, la seguridad de la gente, esa gente que masivamente se ha pronunciado con su apoyo para que se autorice la presencia de público para este partido, esa gente que quiere ver a su selección, alentarla y, por qué no, tener una alegría en estos difíciles momentos. (D)