El exentrenador del Bayern Munich Ottmar Hitzfeld (1998-2004 y 2007-2008) propuso hoy cambiar el nombre del estadio del club bávaro, el Allianz Arena, por el de Franz Beckenbauer Arena en honor a la fallecida leyenda del fútbol alemán.

“Junto con Gerd Müller, Uli Hoeneß, Karl-Heinz Rummenigge y algunos otros, ayudó a construir el carisma del FC Bayern. Por eso sería una buena idea que el Allianz Arena pasara a llamarse Franz-Beckenbauer-Arena”, señaló en una entrevista con t-online.

Franz Beckenbauer reconoció que a Barcelona SC lo recordaba y de Ecuador dijo: Siempre me impresionó su hospitalidad

Hitzfeld también saludó la propuesta del exinternacional Rummenigge de organizar un gran homenaje para Beckenbauer en el Allianz Arena, el estadio del Bayern cuya construcción impulsó este último cuando fue presidente del club.

Publicidad

Franz Beckenbauer, ante Barcelona SC: puñetazos al árbitro, apagón y goles en el estadio Modelo en ‘amistoso’ con Cosmos de Nueva York

“Sería un escenario digno y realmente perfecto. Porque ha encarnado al Bayern toda su vida”, recalcó.

También apoyó la iniciativa del exinternacional y exseleccionador alemán Berti Vogts de darle a la Copa de Alemania el nombre de Franz Beckenbauer como un homenaje póstumo que garantice que siga siendo recordado por futuras generaciones.

“¿Por qué no? Definitivamente sería una buena solución”, dijo.

Publicidad

Ottmar Hitzfeld, el entrenador alemán campeón de la Liga de Campeones con el Borussia Dortmund y Bayern Munich, espera hacer un buen Mundial 2014 con Suiza.

Hitzfeld reconoció que para él el fallecimiento de Beckenbauer ha sido un shock.

“Franz era un amigo mío con quien pude pasar muchos años en el Bayern. Siempre nos llevamos muy bien. Es una leyenda del fútbol alemán que ha conseguido lo que nadie más ha conseguido. La noticia me golpeó fuerte”, afirmó.

Publicidad

A su juicio, Beckenbauer “es el más grande de todos los tiempos porque logró todo lo que se puede lograr: ser campeón del mundo con Alemania como jugador de talla mundial y luego también como entrenador”.

“Tenía ese atractivo global que era apreciado en todas partes. También fue muy respetuoso como persona. Su forma de liderar a sus equipos y su carisma fueron cruciales”, resumió. (D)