El Real Madrid se clasificó para la final de la Champions tras una remontada casi milagrosa para imponerse 3-1 en la prórroga al Manchester City este miércoles, con un doblete salvador de Rodrygo, en la vuelta de semifinales, en otra noche mágica en el Bernabéu.

El City, que había ganado 4-3 en la ida, se adelantó con un gol de Ryad Mahrez (73), pero dos goles de Rodrygo en apenas dos minutos (90, 90+1) resucitaron al Real Madrid y llevaron el partido a la prórroga, donde Karim Benzema hizo el 3-1 de penal (90+4), que dio el pase a la final de Champions.

El Real Madrid se medirá en la final de la Liga de Campeones el 28 de mayo en París al Liverpool, que la víspera había ganado 3-2 en Villarreal en la otra semifinal.

El equipo merengue volvió a tirar de épica y corazón para meterse en una nueva final de Champions cuatro años después de levantar su 13º trofeo continental y dejó al City de Pep Guardiola sin su ansiada ‘Orejona’.

Publicidad

Necesitado de un gol, el Real Madrid salió desde el principio a buscar la portería de Ederson, frente a un City que trató de hacerse con el balón y bajar revoluciones al partido.

Arropado por un Bernabéu animado que confiaba en poder repetir las remontadas de PSG y Chelsea, el equipo blanco llegaba a la portería defendida por Ederson, pero sin precisión en los últimos metros.

El City golpea primero

Tras una primera parte en que los dos equipos se anularon, el equipo blanco volvió del descanso con una marcha más, sabedor de que jugaba contra el reloj, para encontrar al menos un tanto que llevara el partido a la prórroga.

Nada más reiniciarse el partido, Carvajal puso un balón para la carrera de Vinicius que sólo de cara a la portería la envió fuera (46).

Publicidad

La ocasión espoleó al Real Madrid que embotelló en su área a un City, pero cuando parecía que estaba más cerca el tanto del Real Madrid llegó la diana del City.

Bernardo Silva recibió solo en el centro del campo para avanzar y poner un balón a la derecha donde apareció Mahrez para meter el balón por la escuadra de Thibaut Courtois (73).

El tanto fue un mazazo para el equipo merengue que ahora necesitaba dos tantos para enviar el balón a la prórroga.

Los merengues no bajaron los brazos, empujados por su estadio que todavía creía en un milagro que llegó cuando Rodrygo remató en el primer palo un pase de Benzema (90).

Publicidad

Apenas un minuto después, el joven brasileño, que había salido por Toni Kroos (68), metió por la escuadra un centro de Carvajal (90+1) para mandar la eliminatoria a la prórroga, después que en la ida, los ‘Citizens’ se hubiese impuesto 3-2.

Benzema suma y sigue

Nada más iniciarse el tiempo extra, Ruben Dias derribó a Karim Benzema en el área provocando un penal que transformó el propio francés (94), con un tanto que terminó sellando el pasaje a la final.

Benzema, que se consolida con este tanto como máximo goleador del torneo continental con 15 dianas, fue aplaudido por todo el estadio cuando Ancelotti decidió retirarlo.

Tras el tanto del equipo blanco, el partido se convirtió en un ejercicio de supervivencia y en un intercambio de golpes hasta que el árbitro pitó el final del encuentro.

El Real Madrid volverá a medirse cuatro años después en una final de Champions al Liverpool, al que había vencido 3-1 en 2018, último año en que el equipo blanco levantó la ‘Orejona’, entonces a las órdenes de Zinedine Zidane. (D)