Tres goles del uruguayo Sebastián Rodríguez colocaron los octavos de final de la Copa Libertadores en el horizonte de Emelec, que goleó este martes 4-1 en visita al Deportivo Táchira.

El Mago abrió el marcador temprano en el estadio Pueblo Nuevo de San Cristóbal (oeste de Venezuela), a los 3 y 11 minutos de la primera mitad, y luego a los 59 de penal. Alejandro Cabezas selló la goleada con 74 en el reloj.

El conjunto aurinegro, actual campeón de Venezuela, descontó a los 37 con un cabezazo de Anthony Uribe.

El equipo ecuatoriano, que no había sumado victorias en esta fase de grupos (1 derrota, 2 empates), se ubica segundo en el grupo A de la competición, con 5 unidades, por detrás del líder Palmeiras, que enfrenta en la segunda hora a Independiente Petrolero de Bolivia.

Publicidad

Táchira, que por su parte había lanzado su candidatura a la siguiente fase con victoria 2-1 ante los bolivianos, quedó tercero en la llave con 4 puntos, con boleto, por ahora, a la Copa Sudamericana.

El partido era crucial para el conjunto del técnico Ismael Rescalvo, que venía de sumar una derrota 3-1 ante el Verdao en casa, que defiende el título.

El ataque comenzó temprano, aprovechando a un Deportivo Táchira que tardó en despertar y no presentó ninguna amenaza hasta bien entrado el primer tiempo, cuando marcó el único tanto del partido.

Con asistencia de Alexis Zapata, el capitán de Emelec Rodríguez pellizcó el balón con fuerza en la frontera del área a la esquina inferior izquierda del portero Cristopher Varela.

Publicidad

El segundo llegó en un cobro de tiro libre desde el lateral izquierdo, ocho minutos después.

Táchira despertó a tiempo y al descontar con un cabezazo soberbio del goleador Anthony Uribe, comenzó a buscar el empate con fuerza, con el ecuatoriano Renny Simisterra buscando con ahínco el gol sin suerte.

El tanto de Uribe -que no jugó ante el Deportivo La Guaira en la liga local para este partido- fue un cabezazo a la recepción de un centro de Gabriel Benítez.

La presión continuó hasta una falta innecesaria del arquero Varela al delantero Cabeza: lo que provocó un penal claro que cobró el uruguayo para sellar el triplete de la noche.

Publicidad

Mientras, Táchira se desmoronaba y volvió a ser el equipo errático del inicio, con algunos destellos de Simisterra.

SAN CRISTÓBAL, Venezuela. Alejandro Cabeza sentenció la goleada de Emelec frente al Deportivo Táchira. Foto: AFP

Emelec se coloca en vía a los octavos de final, a los que avanzó en 2019 por última vez, luego de no clasificar al torneo en 2020 y 2021.

El resultado fue clave de cara al difícil encuentro ante Palmeiras en Brasil, el 18 de mayo, mientras que Deportivo Táchira tratará de repetir su victoria ante el albirrojo boliviano para volver a soñar con la permanencia en Libertadores.

Táchira es el único club venezolano que ha superado la fase de grupos de la Libertadores en los últimos 12 años. Lo consiguió en 2016, en una llave en la que también estaba Emelec, y fue eliminado en octavos por los mexicanos Pumas de la UNAM. (D)