“Estamos motivados”, asegura Éver Hugo Almeida, director técnico de El Nacional, cuadro que buscará asegurar su paso a la fase 3 de la Copa Libertadores cuando el jueves reciba a Sportivo Trinidense, luego del 1-1 alcanzado en Asunción.

“Sacamos un resultado aceptable, eso porque se piensa que de local se puede revertir”, dijo el estratega, quien apuntó a las dificultades que afrontó el equipo en Paraguay, unos por temas de plantilla relacionados con los propios asuntos institucionales, financieros y dirigenciales, y otros por las condiciones climáticas afrontadas.

¡Llave abierta! El Nacional y Sportivo Trinidense empataron por Copa Libertadores y el clasificado a la fase 3 se definirá en Quito

“Tenemos un equipo en formación, con varios elementos nuevos. Muchos chicos no habían jugado a nivel internacional nunca y eso pesó; por otra parte, se sintió el calor de Paraguay, tuvimos dos o tres deshidratados, pero esta vez estaremos en casa y ahora los problemas serán para ellos, sentirán la altura, así como nosotros sentimos el calor”, apuntó Almeida.

Publicidad

En proceso de recuperación de una operación de cadera, Almeida no viajó con el equipo a Paraguay; sin embargo, aseguró que estará en el banquillo técnico cuando su equipo juegue el jueves en el estadio Rodrigo Paz Delgado.

“Vamos a estar en la cancha, ya estoy bien de la operación, trabajando con los muchachos como lo hicimos antes del viaje”, señaló el estratega en charla con Mundo Deportivo.

Aunque con ventaja del empate en la ida, el estratega fue prudente con lo que puede presentar el rival, “un equipo que no se rinde, que es peleador, sorpresivo. Hay que tener cuidado, el fútbol paraguayo ha crecido técnicamente”, apuntó. (D)