El Deportes Tolima se juega una de sus últimas cartas para seguir vivo en la Copa Sudamericana cuando reciba este miércoles por la tercera jornada del Grupo G de la Copa Sudamericana a Emelec, un duelo que está en vilo por las violentas protestas que se han cobrado la vida de 19 personas en Colombia.

El partido está programado para disputarse en el estadio Manuel Murillo Toro de Ibagué, que ha sido uno de los lugares donde más fuertes han sido las manifestaciones.

Tolima, dirigido por Hernán Torres, comparte el último lugar de la zona con el argentino Talleres de Córdoba, ambos con un punto, y precisa de un triunfo ante los ecuatorianos, que lideran el grupo con seis unidades.

Como principales cartas para tratar de vencer al bombillo, el club colombiano cuenta con el internacional Álvaro Montero, portero de buenas actuaciones en las últimas jornadas; el central Sergio Mosquera, bastión de la defensa, y el volante Jaminton Campaz, una de las principales promesas del fútbol cafetero.

El equipo viene descansado luego de que su partido del fin de semana, la vuelta por los cuartos de final de la liga colombiana contra Deportivo Cali, fuera aplazado por las manifestaciones que comenzaron el miércoles pasado.

Entre tanto, los ecuatorianos, dirigidos por el español Ismael Rescalvo, viajaron a Colombia sin su goleador, el uruguayo Facundo Barceló, por una molestia muscular, pero tiene a otros jugadores destacados como el colombiano Alexis Zapata, que suma anotaciones en los dos últimos juegos de los azules, en Copa y LigaPro.

En el torneo ecuatoriano, Emelec ocupa el primer puesto con 23 unidades, dos más que su más inmediato perseguidor, el Barcelona. (D)