Luego de 21 años de carrera como técnico profesional, el argentino Edgardo Bauza, de 63 años, puso fin a su exitosa carrera en la que conquistó 3 torneos locales y la misma cantidad a nivel internacional; de estos, 5 fueron dirigiendo a Liga de Quito.

Gustavo Lescovich, agente del DT gaucho, comentó a la cadena televisiva TNT Sports de Argentina: “Bauza dejó de trabajar, con su último paso en (Rosario) Central se retiró”.

Diario Olé de Buenos Aires, luego de consultar a amigos del Patón, publicó: “Tomó la determinación de no seguir vinculado al mundo del fútbol por cuestiones de salud, tal y como expresaron sus allegados”.

En la escuadra de Rosario -en el que debutó como jugador en 1976 y se retiró en 1992- se estrenó en el banquillo en 1998 y luego de tres temporadas fue fichado por Vélez Sarsfield (2001 al 2002), de ahí por Colón de Santa Fe (2002 al 2004).

Publicidad

Y en el 2006 arribó a Liga de Quito, pero en esta primera campaña fue criticado por la hinchada, hasta el punto de salir varias veces protegido por la Policía Nacional del estadio Casa Blanca -ahora Rodrigo Paz- porque intentaron agredirlo.

En medio de los cuestionamientos recibió el respaldo de Rodrigo Paz Delgado, histórico directivo de la Liga Universitaria fallecido el 17 de agosto de este año, y fue ratificado en el 2007, cerrando la temporada con la conquista del título nacional.

Para el 2008, los Paz y Bauza apuntaron a la conquista de la Copa Libertadores, objetivo que lograron al vencer en la tanda de penales 1-3 a Fluminense (el marcador global en el tiempo reglamentario quedó igualado a 4) en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, hasta ahora la primera vuelta olímpica de un equipo tricolor en el templo del fútbol brasileño.

Patricio Urrutia, Rodrigo Paz y Edgardo Bauza. Foto: Archivo

Por levantar la Libertadores fue elegido como el mejor entrenador de América, en votación realizada por periodistas del continente al diario El País de Montevideo.

También fue nombrado por la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol (IFFHS) como el tercer mejor entrenador del mundo del año.

En 2009 viajó a Arabia Saudita para dirigir al Al-Nassr y se mantuvo en el cargo tres meses. En el 2010 regresó a Liga para ser monarca de la Recopa Sudamericana (la U era bicampeona) y cerró el año venciendo a Emelec en el estadio George Capwell por el torneo nacional.

Publicidad

Hasta el 2013 estuvo en el cuadro de Quito y tras varias reuniones decidió fichar por San Lorenzo de Argentina, por pedido del empresario y directivo de ese club Marcelo Tinelli. El sueño de Tinelli era conquistar la Libertadores y cristalizó ese anhelo, gracias a Bauza, en el 2014 al derrotar en la final a Nacional de Uruguay, con el marcador global de 2-1.

Papa Francisco recibe la camiseta San Lorenzo, club del que es hincha, del entrenador Edgardo Bauza. Foto: Archivo

Tuvo un paso por el Sao Paulo de Brasil en el 2016 y en agosto de ese año la Asociación de Fútbol de Argentina (AFA) lo convenció para que se haga cargo de la Albiceleste, pero luego de 8 partidos por las eliminatorias a Rusia 2018 y una crisis interna, en la que estaba involucrado Lionel Messi, dejó el cargo y tomó el mando Jorge Sampaoli.

También dirigió en el 2017 a los combinados de Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita. Recibió el llamado de Rosario Central en el 2018 y en su último paso conquistó la Copa Argentina de ese año al superar a Gimnasia y Esgrima La Plata, luego de un empate a 1 se fueron a los penales y salieron airosos por 4-1.

Bauza se radicó en Quito en el 2019 y asumió el cargo de asesor deportivo de Liga (Q) por decisión de la familia Paz. (D)