El legendario entrenador escocés del Manchester United, Alex Ferguson, fue entrevistado por Gary Neville para Sport Bible y hablaron de la final de UEFA Champions League 2010-2011, en la que los Diablos Rojos cayeron por 3-1 ante el FC Barcelona en el estadio de Wembley.

Un ecuatoriano estuvo en la cancha esa jornada del 28 de mayo de 2011: Antonio Valencia, al que Ferguson le ordenó cumplir labor de volante por derecha.

“Me pasó también en la final de 2011 ante Barcelona en Wembley. Debí haber reaccionado al descanso y poner a Ji-Sung Park como marcaje individual sobre Messi. Fue un error”, lamentó Ferguson en el diálogo con su antiguo jugador.

Según el sistema táctico del United que consta en el sitio web de la UEFA, el equipo de Ferguson jugó con su más habitual 4-2-3-1, una formación que podía convertirse en un 4-4-1-1, que de hecho terminó siendo. El surcoreano se movía como volante en el lado izquierdo, y su referencia en el frente era David Villa, mientras que Lionel Messi estaba incorporado en la línea de tres atacantes que ordenó Pep Guardiola.

Neville le preguntó a Ferguson acerca de los jugadores más subestimados con los que había trabajado. El DT nombró rápidamente a Park.

“Me di cuenta a los diez minutos de la segunda parte. Iba a hacerlo al descanso. Pero como el partido estaba igualado (1-1) antes del descanso, podrían interpretarlo de una manera diferente. Y podríamos haber crecido en el partido. Pero como estuvimos bien en los últimos diez minutos, estábamos metidos y nos pudimos haber adelantado. Pero si hubiera puesto a Ji-Sung Park con Messi creo que les habríamos ganado”, continuó el escocés.

“Ahí es donde perdí la final contra el Barcelona en Wembley”, insistió. (D)