La intención de Joao Rojas era seguir en el Monterrey, pero el club azteca tenía deseos totalmente distintos. El atacante orense no funcionó en la escuadra del norte de México, donde jugó 29 partidos, apenas marcó dos goles y no respondió al gastó hecho por su pase: $ 2 millones.

Hoy Rojas está desempleado. No hubo interés por el ecuatoriano por parte de ningún club mexicano. Sobre un retorno a Emelec, donde mejor le fue -28 tantos y 29 asistencias en 153 compromisos oficiales-, el martes anterior José Pileggi dijo esto: “El chico quería venir. Hablamos durante esta semana, él estaba con muchas aspiraciones. Aparentemente le salió una oportunidad en otra parte”. Pero Rojas dio una versión diferente a la del dirigente eléctrico: “Yo nunca hablé (con Pileggi)”.

Lo cierto es que en el otro cuadro del Astillero sí hay interés por Rojas, al menos de parte de uno de los integrantes del equipo canario: Damián Díaz, quien hace mucho hizo pública su admiración por su antiguo rival azul.

Publicidad

‘Un buen jugador’

“Le manifesté (a Rojas) que, no solo a mí, sino al grupo (torero), nos gustaría que esté con nosotros. Pero hay cosas en el medio que no dependen de un jugador y menos de nosotros, eso lo decide la dirigencia. Era un deseo que tenía el grupo por lo buen jugador que es, pero después yo no puedo decidir por ninguno”, dijo este jueves Díaz.

El 7 de febrero pasado, Rojas, de 26 años, comentó en el canal de YouTube AM Sports.: “Tenía un audio de él (Díaz) en el que me decía que lo iba a hacer retirar y no vamos a jugar juntos. ‘Ya me queda este año y te quedas con la 10′, me dijo”.

En ese mismo medio de comunicación pese al deseo añejo de Díaz de estar juntos en el conjunto torero, Rojas hizo esta declaración: “Barcelona no hizo una oferta, pero el presidente conversó con mi representante. Pudimos hablar cuando estaba por rescindir con el Monterrey. Pero el único club que amo en el Ecuador es Emelec”. (D)