Lionel Scaloni, técnico de la selección argentina, se quejó del estado del césped del estadio Mercedes Benz de Atlanta, que cambió el artificial “hace dos días” y, en su opinión, no estaba “apto”.

“Con todo respeto, menos mal que ganamos porque, si no, hubiese parecido que era una excusa. Hace siete meses que sabemos que tenemos que jugar acá y cambiaron el césped hace dos días. El estadio es hermoso y con el césped sintético tiene que ser espectacular, pero no está apta para estos jugadores”, indicó en la rueda de prensa posterior a la victoria por 2-0 sobre Canadá.

Scaloni destacó que, aunque desde arriba se viese bien, la velocidad de pases de los centrales y la imposibilidad de filtrar pases, tanto por la defensa rival como por la inseguridad que creaba el terreno de juego, le hicieron cambiar el plan inicial. “No se podía hacer más, según las condiciones de la cancha”, dijo.

Publicidad

“Lo importante es que, sea como sea, el equipo siempre responde de una manera u otra, y eso te deja tranquilo. De lo negativo me gustaría analizar bien las situaciones (de gol) que han tenido ellos para tomar decisiones. En realidad, hicimos un partido acorde a cómo estaba el terreno de juego y lo que nos dejó el rival”. resaltó. (D)