Un contundente triunfo (0-3) del Brighton, con el ecuatoriano Moisés Caicedo jugando todo el duelo en el Molineux stadium, redujo las opciones europeas del Wolverhampton, que lleva tres derrotas consecutivas y que sigue sin acceder a los primeros lugares de la Premier, a falta de cuatro jornadas para el final.

El equipo del portugués Bruno Lage aún tiene posibilidades matemáticas. Pero la dinámica no le acompaña. Fue evidente ante un rival sin nada en juego que se plantó en el terreno de juego sin presión y sin urgencias que encarriló la victoria al borde del descanso aunque pudo tomar ventaja a la media hora.

Y es que una mano dentro del área de Romain Saiss fue un penalti que ejecutó Alexis Mac Allister y que falló.

No marró el siguiente tiro desde los once metros, diez minutos después, por una falta de Willy Boly a Danny Welbeck. En esta ocasión Mac Allister superó al luso Jose Sá.

Publicidad

Le faltó acierto en su intento de reacción al equipo de Bruno Lage que se diluyó poco a poco. Lo aprovechó en el tramo final el Brighton que sentenció en el 70 por medio de Leandro Trossard a pase de Danny Welbeck. Se convirtió Trossard en el primer jugador del Brighton en marcar en tres partidos seguidos en la Premier.

A tres minutos del final redondeó la victoria del Brighton Yves Bissouma que estableció el marcador definitivo para certificar la buena campaña visitante.

El Brighton sumó 44 puntos y subió al noveno lugar de la Premier. El próximo sábado 7 de mayo, a partir de las 11:30, se medirá de local al Manchester United. (D)