Lionel Messi, con un doblete y sobre todo un tanto espectacular de espaldas al arco, y Neymar, con un gol y tres asistencias, fueron las estrellas absolutas del Paris Saint-Germain en el triunfo 5 a 0 en el campo del Clermont, este sábado en la primera jornada de la Ligue 1 francesa.

En ausencia de Kylian Mbappé por lesión, los dos astros sudamericanos brillaron con fuerza.

Messi rubricó la goleada con un tanto para el recuerdo, controlando con el pecho un pase en largo de su compatriota argentino Leandro Paredes y rematando de espaldas al arco, para poner el 5 a 0 definitivo en el minuto 86.

Poco antes, en el 80, Messi había conseguido su primer tanto del partido y de esta Ligue 1 al empujar a placer un pase de la muerte ofrecido casi a modo de regalo por Neymar.

Publicidad

Era la tercera asistencia en el partido del brasileño, que firmó el primer tanto de su club en esta liga apenas en el minuto 9, rematando después de que Messi tocara ligeramente en un centro de Pablo Sarabia.

Neymar dio luego el pase decisivo para que su compañero marroquí Achraf Hakimi (26) batiera al arquero local, con un potente disparo en el área directo a la escuadra, y luego al colgar un balón al que Sergio Ramos no llegó por poco pero que el también brasileño Marquinhos (38) cabeceó directo a la red del arquero Mory Diaw.

Con una ventaja de tres goles al descanso, la segunda mitad fue muy tranquila para el PSG, que rubricó la goleada con ese doblete de Messi en los minutos finales, que puso la sonrisa en el rostro del argentino, en el arranque de su segunda temporada en el equipo francés.

El Paris Saint-Germain, campeón de la Ligue 1 la pasada temporada, se pone así de entrada como líder de la clasificación por una mejor diferencia de goles.

Publicidad

Los dos partidos oficiales jugados por el equipo en este arranque de temporada se han saldado con triunfos por goleada y sin recibir ningún tanto, ya que el anterior fue el 4-0 al Nantes del pasado fin de semana en el Trofeo de Campeones (Supercopa de Francia).

En ese partido ante el Nantes, jugado en Tel Aviv, no estuvo Kylian Mbappé por una suspensión y el astro francés tampoco jugó este sábado en Auvernia por un problema en los aductores.

La etapa de Christophe Galtier como entrenador del PSG, donde ha sustituido al argentino Mauricio Pochettino, transcurre por el momento con total tranquilidad.

El Clermont fue decimoséptimo en la pasada temporada y parece llamado esta temporada a luchar por la permanencia.

En el otro partido de este sábado, el Mónaco cumplió con una victoria 2 a 1 en Estrasburgo. (D)