El Inter de Milán ganó este miércoles 1-0 al Porto en la ida de los octavos de final de Liga de Campeones, disputada en el estadio Giuseppe Meazza, y da un primer paso hacia la clasificación a cuartos de final.

Romelu Lukaku (86) logró reflejar en el marcador la superioridad global del Inter en el partido, si bien el Porto también gozó de ocasiones que pusieron en aprietos a los Nerazzurri. Gracias a su gol, será el conjunto entrenado por Simone Inzaghi quien parta con ventaja en la vuelta, el próximo 14 de marzo en el Estádio do Dragao.

El encuentro, mayoritariamente dominado por los locales, estuvo plagado de ocasiones, con los guardametas de ambos equipos interviniendo en numerosas ocasiones para mantener sus porterías a cero hasta la recta final.

Publicidad

Ante su público, el Inter arrancó el partido dominando y buscando el área rival, con una primera gran ocasión del argentino Lautaro Martínez (10). El portero Diogo Costa detuvo esta acción y otro gran intento con disparo cruzado desde fuera del área del turco Hakan Calhanoglu (18).

Los portugueses también tuvieron una gran ocasión en las botas del serbio Marko Grujic (37) que Andre Onana despejó con las piernas. Pero sería de nuevo el guardameta del Oporto quien, en el tiempo añadido de la primera mitad, sacó una mano imposible para detener un potente remate de cabeza de Alessandro Bastoni (45+2).

Expulsión de Otávio determinante

El segundo tiempo arrancó con el mismo guion y Nicolo Barella estuvo cerca del gol con un disparo que se fue rozando el poste (52).

Publicidad

El Oporto reaccionó al aviso de Barella con dos acciones: la primera, en botas del iraní Mehdi Taremi, que culminó una buena incursión al área con un disparo finalmente atajado por Onana (55). El guardameta camerunés volvió a ser protagonista segundos después, realizando dos paradas consecutivas a los intentos del Oporto desde dentro del área (57).

El partido se calmó y el Inter fue recuperando poco a poco la iniciativa, rozando el gol con un gran pase lateral del belga Romelu Lukaku al que Martínez no llegó por centímetros (72).

Publicidad

La expulsión por doble tarjeta amarilla de Otávio (41 y 78) dio alas a los Nerazzurri, que en los últimos minutos se volcaron para aprovechar la superioridad numérica y buscar el tanto de la victoria.

Y, tras varias amenazas en la recta final del partido, fue Lukaku quien logro batir al fin a Diogo Costa. El belga remató de cabeza un centro al área de y estrelló el balón contra el poste pero recuperó el rebote y no perdonó, logrando un gol que inclina la balanza para el conjunto italiano antes de la vuelta. (D)