El acuerdo que se terminará de cumplimentar entre el Real Madrid, el Manchester United y Casemiro tiene sus principales líneas ya trazadas. El club blanco aceptará finalmente esa oferta de 60 millones de euros (60,25 millones de dólares) fijos ahora más otros diez millones que serían alcanzables mediante distintos bonus. El brasileño verá su sueldo casi duplicado, pasando a cobrar cerca de 25 millones brutos por temporada (en torno a 13 millones netos) y además se garantiza ese sueldo un año más de lo que ya tenía firmado como madridista.

Porque Casemiro, que tenía contrato como madridista hasta 2025 tras su última renovación firmada en plena pandemia, una vez pase el reconocimiento médico estampará su rúbrica en un vínculo con el United hasta 2026 con la posibilidad de extenderlo por otra campaña más. De hacerlo lo acabaría con 35 años.

Casemiro se irá a Inglaterra para llevar a cabo “un desafío” (como lo definió Ancelotti en la conferencia de prensa de este viernes, donde confirmó el deseo de su aún pupilo) y para ser el segundo futbolista mejor pagado de los Diablos Rojos solamente superado por Cristiano Ronaldo y por delante de las dos siguientes estrellas en el escalafón, David de Gea y Jadon Sancho.

Casemiro (i), en uno de sus últimos entrenamientos con el Real Madrid. Foto: MARISCAL

(D)