A un día de jugarse la quinta de 18 jornadas de las eliminatorias sudamericanas del Mundial de 2026, la colista Bolivia busca dar un golpe de timón con su nuevo entrenador y Perú también está obligada a ganar por primera vez para recuperar la estabilidad.

En la cima Argentina parece imperturbable con su campaña sin tacha, pero Uruguay, el primer escolta, tiene marcada una ruta de ascenso.

En el tercer escalón, Brasil busca recuperar terreno, pero antes tendrá que encontrar soluciones para una vida sin Neymar o Casemiro.

Publicidad

Los partidos de la fecha 5 de las eliminatorias sudamericanas

Bolivia vs. Perú: Prohibido perder

La Verde llega a la quinta jornada con los récords nada honrosos de acumular 4 derrotas en igual número de partidos, presentar la defensa más vulnerable, con 11 goles y una floja delantera con 2.

Sin el entrenador argentino Gustavo Costas, quien justificó los decepcionantes resultados al tener que enfrentar en las primeras de cambio a Brasil (5-1) y Argentina (0-3), Bolivia se prepara para una nueva era con el brasileño Antonio Carlos en el banco.

Su idea de potenciar el ataque con Marcelo Martins Moreno, de 36 años, y el nacionalizado de origen colombiano Jair Reinoso, de 38, puede durar dos fechas, pues el máximo goleador en la historia de la Verde anunció su retirada después del próximo jueves.

Publicidad

Perú llega a La Paz también bajo sospecha. La penúltima selección de las eliminatorias sudamericanas no ha podido ganar ni anotar y ya se conjetura que ha comenzado la cuenta regresiva para el entrenador Juan Reynoso, quien llegó para sustituir al exitoso Ricardo Gareca.

Experimentados jugadores, como el centrocampista del Celta de Vigo Renato Tapia, garantizan que la plantilla está al ciento por ciento con Reynoso, y que lo que necesita la Blanquirroja es “un punto de quiebre”. Y este puede ser ganar por primera vez en los 3.640 metros de altitud de La Paz.

Publicidad

Venezuela vs. Ecuador: Buenos presentes

Con el 58,3 % de los 12 puntos ya jugados en su bolsillo y la euforia aún latente de haber sacado un empate de los pagos de Brasil y propinado una paliza a Chile (3-0), la selección de Venezuela se siente con condiciones para merecer desde este jueves mucho más que el actual cuarto lugar en la clasificación.

La Vinotinto del argentino Fernando Batista ha sorprendido con una defensa rocosa, que solo ha permitido dos goles, y ataque punzante, que con cinco supera ya la media de uno por partido.

Al estadio Monumental de Maturín acudirá este jueves una selección ecuatoriana que ha sabido correr contra la adversidad. Comenzó con un saldo negativo de 3 puntos producto del castigo de la FIFA por el escándalo de la inscripción de Byron Castillo.

Ni la derrota ante Argentina el 7 de septiembre hizo mella, pues en las siguientes fechas cayeron Uruguay (2-1) y Bolivia (1-2) y firmó tablas con Colombia (0-0). El español Félix Sánchez quizá no sea unanimidad, pero ha sabido dar orden al equipo y alas a la joya de 16 años Kendry Páez.

Publicidad

Colombia vs. Brasil: En busca de la primera vez

La dificultad de Colombia para ganar resulta tan irritante como la angustia que produce en cada partido que empata. Un triunfo por la mínima en el debut con Venezuela, uno que se escapó en los últimos minutos y terminó en 2-2 con Uruguay, y el doble 0-0 a domicilio con Chile y Ecuador resumen al equipo del argentino Néstor Lorenzo.

La cita con Brasil en la ardiente ciudad caribeña de Barranquilla plantea tres desafíos: ¿Caerá por fin un rival al que no se le ha ganado en eliminatorias? ¿Estará para jugar James Rodríguez? ¿Volverá a su nivel habitual Lucho Díaz, ahora estimulado por la liberación de su padre?

Sin Neymar, Richarlison y Gabriel Jesús, las miradas a la selección brasileña se concentran en Endrick, el novato de 17 años y 116 días que ha atado su futuro al Real Madrid.

Es cierto que en la Canarinha Vinicius Junior y Rodrygo son ahora referentes, pero el joven astro del Palmeiras es el único 9 de origen entre los convocados, y el entrenador Fernando Diniz necesita dar un golpe en la mesa para recuperar el terreno perdido.

El tercer lugar, con los mismos 7 puntos de Uruguay y Venezuela, sabe a poco para un equipo acostumbrado a mirar por el retrovisor a los rivales y que pronto le perdió el rastro de Argentina, su más enconado rival.

Argentina vs. Uruguay: Un ‘Loco’ anda suelto

El campeón del mundo, con ciento por ciento de aprovechamiento en las eliminatorias, una portería imbatible y una delantera que marca casi dos goles por juego (7) llega este jueves a la Bombonera con la misión de agrandar sus números y las diferencias con los rivales.

En la cancha de La Bombonera se cruzarán los goleadores del torneo con tres tantos: Lionel Messi y el versátil medio Nicolás de la Cruz, y en los banquillos estarán los arquitectos de exitosos sistemas tácticos, Lionel Scaloni y su compatriota Marcelo ‘el Loco’ Bielsa.

A pesar de los cinco puntos que separan al líder y al segundo, la Celeste llega con el espíritu a tope tras propinar en la cuarta jornada un duro correctivo a Brasil de 2-0 en Montevideo.

Del Centenario salió fortalecido Darwin Núñez al sumar su segundo gol y demostrar que está listo para ser el nuevo 9, pero en la lista de los convocados por Bielsa destaca como gran novedad la vuelta de Luis Suárez, lo que parece confirmar que los visitantes no tienen pretensiones de salir refugiarse.

Chile vs. Paraguay: Ganar o ganar

La Roja de Eduardo Berizzo puede jugar con solvencia en casa, como en la tercera fecha cuando venció a Perú por 2-0, y hacerlo muy mal a domicilio, como lo evidenció Venezuela el 17 de octubre al golear por 3-0.

La Albirroja, en el que será el tercer partido de Daniel Garnero, llega con mejor semblante, aunque con deberes pendientes, pero en pleno equilibrio con la Roja, pues tienen los mismos cuatro puntos, y una campaña idéntica con una victoria, un empate y dos derrotas.

No obstante, repartir los puntos en Santiago supondrá duro golpe para ambas selecciones, pues los alejará de los seis puestos de clasificación al Mundial y los acercará al sótano.

Peor una derrota, pues volvería a reducir el margen de tolerancia con Berizzo. Garnero tiene más crédito, pero Paraguay no tiene tanto tiempo. (D)