Agredir físicamente a un árbitro tiene, al parecer, un módico precio de $ 200, según los estándares sancionadores de la Asociación de Fútbol No Profesional de Pichincha (AFNA). Con esa cifra fue multado el Deportivo Quito luego que una turba atacó a los jueces que impartieron justicia el sábado anterior en el juego que como locales los chullas protagonizaron contra Espoli, en el estadio Olímpico Atahualpa.

En juego correspondiente a la séptima jornada del hexagonal final de la segunda categoría pichinchana resultado fue 2-2, pero la actuación arbitral molestó a un numeroso grupo de violentos seguidores azulgranas que tras invadir el terreno atacaron a golpes al réferi central Diego Lara, a los jueces de línea Ricardo Baren y David Sevilla, y al cuarto árbitro Manuel Sellán, quien de todos es el más afectado porque sufrió fractura del tabique.

El castigo de AFNA fue rechazado por la Asociación Ecuatoriana de Árbitros de Fútbol (Aedaf), que informó que “la sanción impuesta no corresponde a la gravedad de los hechos” suscitados en el Atahualpa, por lo que ese gremio tomó la decisión de “no dirigir ningún encuentro de segunda categoría y divisiones formativas hasta que no se aplique la sanción que corresponde al club agresor (Deportivo Quito)”.

Lara, quien mantuvo una conversación telefónica con EL UNIVERSO, contó detalles sobre los momentos de angustia y pánico que vivió junto con sus colegas y revela que todos temieron por sus vidas.

Publicidad

AGRESIÓN A DIEGO LARA Esta es la primera agresión al árbitro Diego Lara por parte de un hincha que ingresó a la cancha.

Posted by GALA Deporte on Sunday, August 7, 2022

“El partido ya había terminado y estábamos esperando que los dos equipos se vayan a los camerinos. Como es habitual nos quedamos en el medio campo y no nos percatamos de que ingresó un aficionado por el lado de la preferencia. Por la espalda y a traición esa persona me lanzó una patada que me lanzó al piso”, comentó el juez Lara, quiteño de 43 años, y quien desde el 2009 hasta el 2016 portó una escarapela de la FIFA.

Prosiguió su relato acerca del grave incidente que sufrió en compañía de sus colaboradores, todos desprotegidos. “Después entraron más personas a tratar de agredirnos. Buscamos ponernos a buen recaudo esperando que llegue la fuerza policial a protegernos, pero aquello no tuvo mayor efecto porque fue tardía la intervención. Fuimos a la parte baja de la tribuna donde está la boca de un túnel y un compañero no pudo ingresar. Entonces corrió al acceso (de camerinos) del club visitante, pero no le permitieron entrar. La puerta estaba cerrada y con desesperación intentó ponerse a salvo, pero los hinchas lo interceptaron y lo golpearon”.

El juez le contó a este Diario que él y sus colegas experimentaron ante “impotencia” porque no pudieron contener a la muchedumbre que los maltrató y que no poder volver a caminar fue una idea que cruzó por su cabeza luego de recibir una fuerte patada de un sujeto iracundo que lo atacó.

“Me encuentro con orden médica de reposo. Estoy afectado por una fuerte contusión, espero recuperarme pronto. Los médicos dicen que esta fue una desgracia con felicidad porque aunque recibí un tremendo golpe, cerca de la columna si el impacto era unos centímetros más al costado de donde me lo dieron estaríamos hablando de consecuencias como la pérdida de movilidad de las extremidades inferiores”, manifestó Lara.

Publicidad

Pero si el azar libró a Lara de una eventual invalidez, para Manuel Sellán, oriundo de Ventanas (Los Ríos), los sucesos fueron tan traumáticos que analiza abandonar la profesión cuando apenas tiene 30 años de edad, solo seis desde su estreno como juez de fútbol.

“El compañero (Sellán), que fue cuarto árbitro, fue el más agredido. Se encuentra destrozado psicológicamente, no quiere saber nada del arbitraje. Él es un chico que recién se inicia en este mundo del arbitraje y tener una experiencia de estas te deja mal parado. Él quiere retirarse y no es para menos todo lo que vivió”, concluyó el juez.

EL UNIVERSO trató de conocer el punto de vista de Lara sobre el castigo de jugar tres fechas fuera de su escenario que AFNA le impuso al Deportivo Quito y especialmente de la multa de $ 200, pero el capitalino prefirió no emitir un criterio al respecto. Aclaró que el tema de la aplicación de penas lo deja en manos de las personas encargadas de resolver asuntos disciplinarios. (D)