Álex Aguinaga, brillantísimo exfutbolista de la Selección, es dueño de un récord irrompible: el ibarreño siempre será el primer capitán de Ecuador en un Mundial (Japón-Corea del Sur 2002). En la Copa América exhibe otro que es admirable: jugó con la Tricolor en ocho ediciones del torneo de Conmebol, más que ningún otro futbolista nacional (1987, 1989, 1991, 1993, 1995, 1999, 2001, 2004 (no estuvo en la de 1997 por no estar al 100% de condiciones físicas).

La Copa América de Brasil 1989, jugada por Aguinaga de manera formidable, representó para el entonces volante del Deportivo Quito su transferencia al Necaxa, club del que se convirtió en símbolo máximo; en México fue declarado el mejor extranjero de la década de los años 90.

La edición de 1993 también fue decisiva para Aguinaga porque Ecuador ganó más partidos que nunca en una misma edición del certamen (cuatro). fue líder de grupo por primera vez, avanzó a semifinales, un hecho que no se ha repetido; y alcanzó la mejor ubicación de su historia (cuatro, entre doce).

Publicidad

Con EL UNIVERSO

Aguinaga, quien vistió 109 veces la camiseta nacional, habló con EL UNIVERSO sobre lo que espera de la escuadra que tiene al español Félix Sánchez Bas como entrenador en la Copa América del 2024, en la que la Tri debutará este sábado 22 de junio frente a Venezuela, el primer duelo del grupo B (desde las 17:00. Luego jugarán México y Jamaica, a partir de las 20:00).

Esto piensa Aguinaga: “Por la calidad de los jugadores, por la capacidad de todo ellos -me baso más en la parte de los futbolistas que en el director técnico- creo que Ecuador puede llegar a semifinales. Y dependiendo de quien le toque en semifinales, la Selección puede llegar a la final”.

El Güero toma en cuenta algo antes de proseguir. Si la Tricolor se adueña de su sector, enfrentará en la otra ronda al segundo del grupo B, que podría ser Chile (o Perú) porque la Argentina de Lionel Messi es apuntada como favorita para rematar en la cima de esa llave.

Publicidad

Por eso, Aguinana agrega: “Ahora, es importantísimo quedar primero del grupo B, de lo contrario el rival podría ser Argentina en cuartos de final y ante esa eventualidad el porcentaje de eliminación podría ser mayor. Si la Tri gana el grupo podría evitar a Argentina y mi pronóstico será semifinales”. (D)