Un elemento clave para dimensionar la relevancia de Alberto Spencer Herrera, el mejor futbolista ecuatoriano de todos los tiempos, surgió de la pluma del prestigioso periodista uruguayo Atilo Garrido, quien en 1990 escribió esto sobre el crack: “Su figura morena está adherida para siempre a la historia de la Copa Libertadores. Parecía un puma agazapado y expectante en el bosque de zagueros de las defensas adversarias. De pronto, como impulsado por un mágico trampolín, salía como un filoso cuchillo de su vaina buscando la inmensidad del cielo y, cuando estaba en lo más alto, cuando había superado en el salto a todos sus rivales, aplicaba el feroz zarpazo... El final era siempre el mismo. La pelota en la red, los defensas mirándose impotentes entre sí mientras él iba a desparramar su alegría frente a la tribuna...”.

Compartir la petición: Premio 'Alberto Spencer'

El ecuatoriano es el máximo cañonero en la historia de la Libertadores, con 54 goles (48 con Peñarol y 6 con Barcelona SC). Es un símbolo indiscutible del torneo de clubes más importante del continente. Spencer es una figura patriarcal del más popular de los equipos de Uruguay, país al que llegó en 1960 “como un predestinado” para liderar, en el club aurinegro de Montevideo, “todo un cambio de rumbo: del fútbol de comarca se pasó al fútbol mundial”, sentenció el periodista charrúa Ricardo Lombardo en 1969.

La revelación de Pelé sobre el letal cabezazo que poseía Alberto Spencer Herrera: ‘Él fue mejor que yo en ese aspecto’

Spencer le dio a Peñarol, con anotaciones decisivas —por las que lo apodaron el Hombre del Gol Importante—, tres coronas de América (1960, 1961, 1966) y dos campeonatos mundiales )1961 y 1966). Tan grande era la calidad futbolística del tricolor que en 1966 fue comparado con el brasileño Pelé por el periodista francés François Thebaud, director de Miroir du Football, quien opinó: “Es el único jugador que me hace recordar, por sus cualidades y estilo, al formidable Pelé. Del gran brasileño tiene Spencer la misma desenvoltura, la potencia, las increíbles posibilidades de aceleramiento, el sentido que le permite esquivar golpes, la técnica sin fallas. También un extraordinario juego de cabeza”.

Publicidad

Familia de Alberto Spencer Herrera hace un pedido al presidente de Conmebol antes de la final de Copa Libertadores en Guayaquil

Al formidable delantero que con goles universalizó a la Copa Libertadores, desde su origen en 1960, los dirigentes de la Conmebol lo tienen en una incómoda e irrespetuosa lista de espera. No hay respuesta, desde hace dos años, al pedido que han hecho los descendientes de la leyenda. A la petición de sus tres hijos ahora se une la viuda del astro nacido en Ancón, en 1937.

Alberto Spencer, de los ‘más grandes’ en la historia de la Copa Libertadores

Con motivo de la final de la Libertadores jugada en Guayaquil en el 2022, dos de los vástagos de Cabeza Mágica, Jacqueline y Alberto Spencer Capetillo, le hicieron a Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol, el mismo pedido que en el 2021 ya le habían realizado: que “de una vez por todas” el trofeo que anualmente recibe el goleador de la Copa lleve el nombre de Alberto Spencer.

“Venimos (a Guayaquil) también por una propuesta personal y familiar de solicitarle a la gente de Conmebol que de una vez por todas coloque el nombre Alberto Spencer al trofeo del goleador de la Copa Libertadores”, declaró Alberto, el hijo del romperredes, que falleció en el 2006.

Publicidad

Del silencio de Domínguez ante la solicitud él remarcó: “Se lo dijimos en Montevideo el año pasado, se lo dijimos vía Twitter y no hemos tenido respuesta. Ojalá que este año (en la final de Guayaquil), ahora que estamos en la tierra que fue de él, también puedan hacerlo efectivo, porque creemos que es justo y sesenta años ser el goleador de una competición internacional no es poca cosa y tampoco es casualidad”.

En redes sociales, el viernes pasado, Jacqueline Spencer se refirió así al requerimiento hecho a Domínguez y a su directorio: “En tu cumpleaños, papá, esperamos que prontamente Conmebol atienda la solicitud familiar de nombrar oficialmente Alberto Spencer al trofeo al goleador de cada edición de la Libertadores, en reconocimiento a medio siglo (que) llevas siendo el máximo goleador de esa Copa”.

Publicidad

Para conseguir que el galardón para el goleador de la Libertadores sea bautizado con el nombre de Spencer hasta ahora no ha pesado que un ecuatoriano sea vicepresidente de la Conmebol, cargo que ocupa Francisco Egas, titular de la Federación Ecuatoriana de Fútbol.

Jacqueline Spencer hizo pública en la red social X (antes Twitter) una carta dirigida en agosto anterior al paraguayo Domínguez, en la que le recuerdan “la conversación mantenida” con él en Guayaquil, en octubre del 2022. La carta fue firmada también por sus hermanos Alberto y Walter Spencer, y por María Teresa Capetillo, viuda del crac, que es emblema de Peñarol.

Le recuerdan al imperturbable Domínguez que, “habiendo transcurrido 16 años de la partida física de Alberto Spencer y teniendo el premio Fair Play del año 2005, creemos que si Conmebol accediera a esta propuesta será un tributo muy importante que contribuirá a resaltar su figura como deportista ejemplar, dentro y fuera de los escenarios deportivos”.

Como refuerzo para cumplir un sueño, y una acto de justicia, los Spencer Capetillo recaban firmas digitales para respaldar su requerimiento a la Conmebol y en pocos días tienen 547.

Publicidad

Para Atilio Garrido: “Alberto Spencer estableció marcas insuperables en la Copa Libertadores de América ingresando a la galería de los inolvidables por la ancha puerta de la idolatría popular: es el más grande goleador de toda la historia de la Copa”. A esa figura inmortal, la Conmebol le niega, hasta ahora, el homenaje que piden sus hijos, nietos, viuda y los que firman la solicitud digital. (D)