El AC Milan y la Serie A condenaron este sábado los insultos racistas que recibió el meta francés Mike Maignan, que se negó a seguir jugando el partido ante el Udinese a la media hora de partido, aunque volvió al campo pocos minutos después para reanudar el duelo.

“En nuestro fútbol no hay absolutamente ningún lugar para el racismo: estamos consternados. Estamos contigo, Mike”, expresó el Milan.

La Serie A se unió a la condena: “LA LIGA SERIE CONDENA TODA FORMA DE RACISMO”, expresó en su cuenta de X.

Publicidad

‘¡Gracias por todo!, el mensaje de despedida de Paulo Dybala para José Mourinho, destituido como técnico del Roma

El meta avisó al colegiado durante la primera hora en varias ocasiones de estar recibiendo insultos racistas hasta que se hartó de la situación.

Maignan se marchó al vestuario y el resto de sus compañeros le siguieron dentro. Por la megafonía del estadio se pidió que cesaran los coros.

Cuatro minutos después, en el 38 de la primera mitad, con 0-1 en el marcador en favor de los ‘rossoneri’ y algunos de los jugadores de Udinese pidiendo explicaciones a su propia afición, Maignan y el resto de jugadores del Milan volvieron al campo y el colegiado reanudó el encuentro.

Publicidad

El árbitro avisó de que, en caso de nuevos insultos racistas, el partido sería suspendido definitivamente. A los pocos segundos de la reanudación, el Udinese empató el duelo. (D)