Por segundo año consecutivo, la Liga MX cayó en contra de la MLS en el All Star Game, mismo que se llevó a cabo en el Allianz Field, de Minnesota, pese a que el equipo representativo del futbol mexicano peleó hasta el último momento para empatar el juego y obligar a la tanda de los penaltis.

La MLS entró al juego con un alto dominio de cancha y, de hecho, se fueron al frente del marcador muy temprano ya que Carlos Vela remató un centro de Diego Palacios que llegó por las bandas para hacer el primero, apenas a los 3 minutos del juego. A partir de ese momento el equipo representativo de Estados Unidos fue el dominador en la cancha.

Liga MX puso toda la carne en el asador porque hizo cambios para poder acercarse al área y empatar el juego. Aunque hubo oportunidades para hacer el tanto, no tuvieron capacidad de definición en el momento oportuno, situación que le ayudó a la MLS para seguir dominando el juego en su propia cancha porque eran los locales administrativos.

Con la cancha completamente suya terminó la primera mitad del juego, con un equipo estadounidense dominando por completo a la Liga MX, quienes no encontraban la forma de poder mover las redes contrarias.

Publicidad

Comenzó la segunda mitad de la misma forma en que terminó el primer tiempo, con la MLS dominando; sin embargo, eso se perdió poco a poco porque el hambre que tenía la Liga MX de empatar el juego, fue lo que empujó al equipo de Diego Cocca hacia el frente, integrando, a las modificaciones que hizo el timonel para poder hacer de su equipo algo más ofensivo.

La polémica en la cancha se presentó al minuto 73 cuando el silbante señaló un penalti a favor de la MLS, el cual revelaba en la repetición que nunca hubo contacto y que cobró un viejo conocido de la Liga MX, Raúl Ruidíaz, quien mandó el balón con mucha potencia al fondo de las redes, de hecho, engañó por completo a Carlos Acevedo.

Pareciera que el gol en contra fue el detonante para que la Liga MX busque, a toda costa, llegar a línea de fondo para buscar descontar y también hubo polémica porque no se marcó un penalti a favor de la escuadra mexicana.

La Liga MX empujaba hacia el frente, tenía a la MLS metida en su parte del campo, defendiéndose. Los mexicanos intentaron centros y pases filtrados al área para intentar hacer daño; sin embargo, fue un tiro potente y lejano de Kevin Álvarez el que movió las redes contrarias para poner el primero ya sobre la recta final del partido.

Publicidad

El dominio que tenía el equipo de Diego Cocca fue más evidente en el tiempo agregado, cuando estuvieron muy cerca del empate; sin embargo, el problema con la definición fue más evidente porque no fueron capaces de hacer el empate, pese a que tenían a los de la MLS contra las cuerdas.

Con ello, la MLS se llevó un sufrido triunfo en esta edición 2022 del All Star Game, misma que es la segunda que se organiza entre ambas ligas, por lo que tienen dos victorias al hilo en el historial de la rivalidad que existe entre ambas ligas de fútbol. (D)