Uno de los nombres que está hace algunos meses sobre la mesa para reforzar la defensa del filial del FC Barcelona es el Diego Almeida Crespo. El español-ecuatoriano ha trabajado incluso con el entrenador del primer equipo azulgrana Xavi Hernández.

El futbolista nacido en Rubí, de padres ecuatorianos, se formó en las categorías inferiores del club blaugrana y desde la temporada pasada ha trabajado en la dinámica del filial. Con contrato hasta junio de 2023 y 18 años cumplidos en febrero, su entorno se ilusiona con que cumpla todas las etapas hasta llegar al Camp Nou y jugar el campeonato de LaLiga, aunque el Barça esta temporada ha vuelto a fichar en las ligas Top de Europa.

El mexicano Rafa Márquez, hombre de la casa, relevó en el banquillo del Barça Atlètic a Sergi Barjuan y se encuentra en fase de profunda remodelación el plantel de cara a la temporada venidera.

Se han producido 19 bajas, además de otras tantas en las que se está trabajando. Alejandro Balde y Ez Abde, dos jugadores en dinámica del primer equipo, pero con ficha del filial, tienen bastantes números de abandonar el equipo, ya sea en calidad de cedidos o traspasados. Rafa Márquez reconoció en rueda de prensa que está “esperando noticias sobre qué quieren hacer con ellos en el primer equipo y, si se libera alguna ficha, iremos a por alguien más”.

Publicidad

En cuanto a las altas, Márquez reconoció que necesita refuerzos en la delantera. Por el momento, tan solo han llegado cinco nuevas incorporaciones: Álvaro Núñez, Nil Ruiz, Emre Demir, Àlex Carbonell y Roberto. El mexicano fue claro asegurando que este último fichaje, procedente del Málaga, es el único ‘9′ del equipo porque Víctor Barberà “es juvenil, tiene cualidades, pero le falta algo de desarrollo para jugar en una liga físicamente bastante fuerte”.

En esta misma línea, el entrenador azteca reconoció que también necesita un extremo para jugar por la banda izquierda. “Hay que esperar hasta el 31 de agosto para ver qué movimientos se pueden hacer, por el momento, toca esperar”.

Preguntado por elementos del Juvenil A que el curso pasado trabajaron con Sergi Barjuan, Rafa Márquez no ha ascendido al ecuatoriano Almeida porque cree que el cupo de su defensa ya está completa.

Dicho esto, Diego Almeida Crespo seguirá un año más en el Juvenil A del FC Barcelona, pero el director técnico contará con él si es necesario.

(D)