Gustavo Alfaro aún no encuentra un once ideal, pero tiene una base. Creo que no halla los jugadores idóneos porque algunos no tienen actividad en sus equipos y eso les quita ritmo de competencia. Entonces, cuando vienen a la Selección tal vez no tienen el nivel que él espera.

Después, su forma (de alinear) y su sistema (de juego) están en discusión. Por ejemplo, una de las zonas en que Alfaro ha buscado futbolistas es la del carril izquierdo, pero no encuentra uno que se quede de titular.

En el caso del centrodelantero preocupa porque pone a Enner Valencia, que no tiene oficio para esa posición cuando tiene a Leonardo Campana, ya ahora a Brayan Angulo, pero algo debe estar pasando para que siga insistiendo con Valencia.

No es bueno cambiar tanto de equipo porque hay que tener una alineación base para darle estilo, funcionamiento a la Selección. A la altura de Quito se le puede sacar provecho con futbolistas que puedan actuar con alta intensidad, porque hay rivales más fuertes que la Tri.

Sobre Uruguay, es ventaja que no cuente con Luis Suárez y Edinson Cavani. Nos libramos de ellos, pero cuenta con otros jugadores con hambre de gloria. Detrás de ellos debe haber otros futbolistas en proyecto que nos pueden sorprender. (O)