“Semana redonda” para Aucas con una remontada en Copa Sudamericana ante Melgar (2-1) y triunfo visitante en LigaPro ante Liga de Quito (3-1), que deja “tranquilidad” por el funcionamiento del equipo, según resaltó el director técnico, Héctor Bidoglio.

Lo que más destacó el argentino es que “el plantel nunca bajó los brazos”, en unas semanas en que el COVID-19 y los malos resultados “golpearon” a la escuadra oriental.

Ante Melgar llegó la recuperación, y ante los albos se evidenció una recuperación del equipo oro y grana.

Aucas consiguió el desequilibrio en el primer tiempo con doblete de Francisco Fydriszewski (11 y 43 minutos) y otro tanto de Álex Carrera (32 minutos). Un gol en contra de Ángel Viotti (13 minutos) fue el descuento azucena en el Superclásico capitalino.

Publicidad

“El equipo estuvo muy ordenado, con mucha actitud. Me gustó mucho el primer tiempo por la tenencia del balón, encontramos rápido los espacios, ampliamos la cancha y cerramos bien espacios porque estábamos ante un equipo de mucha calidad”, dijo Bidoglio.

Para el complemento, “el rival no nos dejó tener esa claridad, pero rescato el orden defensivo, la actitud y la predisposición de los jugadores. Nos llevamos un triunfo bien trabajado y merecido”, apuntó el timonel de los orientales.

Bidoglio remarcó los problemas derivados por el contagio masivo del coronavirus en la plantilla, que repercutieron en resultados y rendimiento.

El equipo sufrió mucho por el tiempo de no entrenar por el COVID-19 y eso sigue pesando, en los últimos minutos nos costó mantener la intensidad que queremos, pero nos estamos recuperando bien, hay mucho amor propio en los jugadores y eso ayuda, al igual que tengan el convencimiento de una idea de juego”, apuntó el estratega.

Con el envión anímico de dos triunfos en una semana, Aucas buscará el miércoles (19:30) mantener esa racha cuando reciba al venezolano Metropolitanos en la cuarta fecha del grupo D de Copa Sudamericana, aunque ya eliminado del certamen.

“Veremos lo mejor, los que estén físicamente y entiendan la idea de juego. No hay un grupo amplio, pero es muy unido, y eso me deja tranquilo. Estos dos triunfos no nos confunden, sabemos que debemos seguir con los pies en la tierra y mejorar”, concluyó Bidoglio. (D)