Definitivamente, el futuro de Michael Arroyo no será en Liga Deportiva Universitaria de Quito, a pesar de que su técnico, Pablo Marini, deseaba contar con él para la próxima temporada.

En un comunicado emitido por el cuadro albo se hizo conocer que “Gambetita” había pedido permiso para entrenar con el equipo universitario por la amistad que lo une con el técnico Marini, quien lo dirigió en el Atlante mexicano.

El ofensivo ecuatoriano no ha tenido regularidad en ningún equipo del fútbol profesional, ya que luego de salir del Barcelona, a mediados del 2020, participó en torneos no oficiales. La indisciplina de Arroyo ha sido una de las causas por la que los clubes no desean tenerlo en sus filas.

Publicidad

Marini sobre el delantero manifestó: “Conozco mucho a Michael Arroyo, sé lo que no puede dar. Vamos a seguir viendo lo que puede suceder. Hace mucho que no juega, no es fácil conseguir jugadores de la talla de Arroyo”.

A pesar de la buena relación Marini-Arroyo, la directiva del equipo universitario aclaró que el jugador “va a entrenar por siete días con el primer plantel de Liga de Quito”.

Aclaró que el ofensivo fue quien solicitó permiso para hacer trabajos físicos bajo la dirección del cuerpo técnico, encabezado por el técnico Pablo Marini, con quien mantiene una excelente relación de amistad desde hace varios años.

Publicidad

Finalmente aclaró que Liga Deportiva Universitaria no tiene ninguna relación laboral, contractual o precontractual con el señor Arroyo, algo que lo ratificó luego que cumplió el tiempo solicitado por Arroyo. (D)