Los lamentos no vienen desde Liga de Quito, sino de un sector del periodismo deportivo nacional que busca pretextos como “desgaste”, “excesivo”, “injusticia”, “cansancio por el viaje” y que “debe tenerse en cuenta que representó a Ecuador”, aunque la Copa Sudamericana es un torneo de clubes.

Los albos se coronaron campeones del certamen de Conmebol el sábado anterior en Uruguay al vencer por penales al Fortaleza, de Brasil.

La delegación azucena retornó el domingo con su trofeo y tras una caravana por las calles de la capital y otra serie de festejos que extrañamente incluyeron agresiones verbales contra Barcelona SC -por parte de los futbolistas universitarios- el club quiteño se alista para reanudar su participación en el torneo 2023 de la Liga Pro.

Publicidad

Este miércoles, cuatro días después de la final única en Punta del Este (Uruguay), Liga recibirá la visita de Universidad Católica, en un duelo que fue aplazado por su participación internacional, por la octava fecha de la segunda etapa. El miércoles 8 de noviembre se presentará en Ambato para medirse con Técnico Universitario, en compromiso atrasado de la undécima jornada. Entre esos dos choques los albos serán locales ante Independiente del Valle el 4 de noviembre. Y el 12 de ese mes irán hasta Loja para rivalizar con Libertad, en el antepenúltimo lance de la segunda fase.

Cada 76 horas

Es decir, desde el encuentro con Fortaleza, hasta su presentación en el Austro, Liga de Quito tendrá cinco partidos jugados en 16 días. Es decir, saltarán a la cancha cada 76 horas, o lo que es lo mismo cada tres días y cuatro horas.

Publicidad

No es un récord ni un sacrificio. Y menos si se toma en cuenta la impresionante seguidilla de duelos que cumplieron los eléctricos en el 2015. Sobre aquello el 24 de junio del año citado Diario EL UNIVERSO informó que “Emelec jugará seis partidos en dos semanas. Desde este sábado (27), Emelec empezará a cumplir los seis partidos que debe completar antes de la finalización de la primera etapa de la serie A. En ellos constan los tres pendientes por su participación en la Copa Libertadores (llegó hasta cuartos de final) y los tres que faltan (jornada números 20, 21 y 22)”.

¡Seguidilla salvaje!

Publicidad

Estos fueron la media docena de juegos de Emelec en el 2015, uno cada 60 horas, en un promedio de un juego cada dos días y medio.

1. La avalancha de compromisos arrancó, efectivamente, el 27 de junio del 2015 con uno correspondiente a la vigésima fecha. Fue goleada azul de 4-0 sobre Liga de Loja en el estadio Capwell, con doblete de Emanuel Herrera, y tantos de Fernando Giménez y Byron Mina.

2. El miércoles 1 de julio Emelec pagó su primer encuentro postergado. Fue con Independiente del Valle en el Capwell, por la jornada número catorce. El resultado fue un vibrante 3-3, con anotaciones millonarias de Jorge Guagua, José Luis Quiñónez y el argentino Tanque Herrera.

3. Luego, el 4 de julio del 2015, los dirigidos por Omar de Felippe se enfrentaron al Mushuc Runa, en Ambato, en partido de la fecha número 21. Los guayaquileños vencieron 3-1 con un doblete de Luis Miguel Escalada y un gol del argentino Mauro Fernández.

Publicidad

4. El 7 de julio del 2015 el conjunto del Astillero volvió a ser local en el Capwell para recibir a Liga de Quito, en partido que pertenecía a la fecha 18. Con un cabezazo agónico del zaguero Fernando Pinillo (90 minutos + 2) Emelec sometió 1-0 a los capitalinos.

5. En contienda contra Universidad Católica, por la jornada número 19 del campeonato nacional, primera etapa, el 10 de julio Emelec llegó hasta el estadio Olímpico Atahualpa y de Quito regresó con tres unidades. Con gol del Emperador Henry León aseguró una victoria por 1-0.

6. El último juego de los emelecistas en esa serie que parecía interminable lo protagonizó el domingo 12 de julio del 2015. Fue anfitrión del Deportivo Quito y Emelec cerró invicto, sin llorar, esa media docena de compromisos con un 2-0 sobre los chullas. Los goles fueron de Pinillo y de Jacinto Hernández, en contra.

Fueron cinco partidos ganados por Emelec y uno empatado. El 3-3 con los del Valle le impidió quedarse con la primera fase al terminar segundo a un par de unidades de Liga de Quito (47 contra 45 puntos, pero con un gol a favor abrumador de los azules). Al final de la campaña los del DT De Felippe fueron tricampeones ante los albos en la final de vuelta en la Casa Blanca. (D)