Fue una temporada irregular para el mediocampista ecuatoriano Richard Calderón defendiendo la camiseta de Macará de Ambato, cuadro que se quedó sin acceso a un torneo internacional tras quedar en el décimo lugar de la tabla acumulada. Según los registros de la Liga Profesional de Ecuador (LigaPro), el futbolista de 28 años disputó un total de 25 partidos, fue titular en 16 de ellos y en 9 ingresó al cambio; fue sustituido en doce ocasiones. También marcó dos goles y asistió cinco veces.

Arrancó la temporada siendo un elemento importante en un proyecto nuevo que lideraba el uruguayo Eduardo Favaro. Sin embargo, el Lolo fue despedido por malos resultados.

Volvió Paúl Vélez al banquillo celeste y es ahí cuando a criterio de Calderón comienza su debacle en Macará. Incluso añade que su salida -en buenos términos- del club se debe precisamente al cambio de entrenador. El exjugador de Barcelona SC, campeón nacional en 2016, no solo aseveró que es “difícil” trabajar con Vélez, sino que también lo llamó “resentido social”.

“Paúl Vélez es un resentido social. Entrevisten a los jugadores que tuvo antes, vayan a ver qué jugador lo quiere. Mi salida de Macará tiene que ver con el cambio de DT, es difícil trabajar con una persona que no comparte los mismos valores y principios”, sostuvo Calderón en diálogo con Radio Centro y Macareños Al Aire.

En la réplica, Paúl Vélez aseguró que no se iba a “rebajar” para responder a un jugador que “no tiene nada en el cerebro”. Además, dice que Calderón no aprovechó su oportunidad en el elenco ambateño.

No me voy a rebajar a responder a un jugador que no tiene nada en el cerebro. Que diga lo que quiera. No aprovechó la oportunidad que le dio el club. Si fuese un resentido social, cuando llegué a Macará lo primero que hacía es sacarlo a Calderón y no lo hice”, apuntó el estratega ecuatoriano en declaraciones para la emisora ambateña Caracol. (D)