Si la táctica del cuerpo técnico y la técnica de los jugadores no logran sumar de los tres puntos en cada partido, la dirigencia de Delfín Sporting Club de Manta decidió que la mejor forma de salir de la mala suerte es acudir a Dios, o al menos a uno de sus representantes en la tierra para que interceda ante la falta de goles en el club manabita.

Este jueves, antes del entrenamiento del campeón del fútbol ecuatoriano en el 2019 en el estadio Jocay, el padre Carlos Rivas bendijo los arcos y el césped de este recinto deportivo.

Antes del acto religioso, José Delgado, presidente del cuadro cetáceo, indicó que al equipo le ha faltado suerte, que el balón no ha querido entrar en duelo atípicos como los que tuvo ante Deportivo Cuenca (empate a 0), Técnico Universitario (a 1), Cumbayá (a 1); y con Independiente del Valle, actual monarca de la LigaPro, rival que jamás sometió al elenco manabita, pero de un contraataque anotó el gol del triunfo (0-1).

MANTA, Manabí. Los arcos del estadio Jocay fueron bendecidos por un sacerdote y así salir de la mala racha que les impide ganar en casa. Foto: Foto cortesía Delfín

El directivo espera que tras este acto en el estadio el club comience a sumar victorias y su primer reto será el sábado, a partir de las 15:00, ante Orense en el Jocay. Esperan salir airosos para abandonar la octava posición del campeonato (tienen 16 unidades)

Publicidad

“Vamos a bendecir los arcos, porque con el perdón y el respeto de la gente que no tiene la creencia católica, porque nosotros somos católicos, y los que no los respetamos también, pero sí queremos pedir al Padre que nos dé una manito... para sacarnos esa mala racha, porque realmente es el balón el que no quiere entrar”, dijo Delgado y agregó que ante el Cuenca unas cinco veces el balón impactó en los postes.

Independiente del Valle vence al Delfín en Manta y escala en la tabla de la LigaPro

Además anunció novedades para los hinchas que festejen a las madres. Rifarán las camisetas alusivas que los jugadores utilizarán este sábado ante Orense; y los nombres de las madres de los jugadores estarán ubicados en las camisetas que ellos luzcan ese día. También se rifará un televisor plasma de 42 pulgadas.

El costo de las entradas será de $ 3 la general, $ 5 la tribuna y $ 8 el palco. (D)