Sin triunfos en sus últimos seis partidos y al borde de la zona del descenso en la Liga Pro, Emelec atraviesa uno de sus peores momentos en los últimos años.

La situación es preocupante en el entorno de los azules, un sentimiento que se refleja también en exfiguras, como Iván Hurtado, campeón con Emelec en 1993 y 1994.

¿En la asamblea general de socios de Emelec no se tratará el tema de la crisis deportiva en la Liga Pro?

No es momento para buscar culpables. Creo que una institución no solo se hace a través de un equipo, sino de todo lo que lleva ser una institución tan grande como es Emelec”, dijo Hurtado.

Publicidad

El mundialista ecuatoriano comentó que los pilares de una institución son los dirigentes, hinchas y jugadores; y, aunque reconoció en estos últimos la mayor responsabilidad por los resultados, “porque es el que juega”, también defendió al plantel, “porque ningún jugador entrena para perder el fin de semana, para regalar un partido o incluso para dejar a su familia para estar concentrado previo a un partido y no hacer las cosas bien”.

Son situaciones que se dan. El más enojado y el que no está de acuerdo con esos malos resultados es el jugador; es al que más le duele, porque es el que juega. A veces el hincha no entiende eso. En este momento que está viviendo el club es cuando más debe estar unida la familia emelecista”, expresó.

José Pileggi, presidente de Emelec, y el mal momento azul: En tiempos difíciles hay que aprender a comer m...

Emelec no gana, fue eliminado de Copa Sudamericana y está abajo en la tabla de la Liga Pro, lo que ha calentado los ánimos en sus hinchas, incluso con manifestaciones violentas en la práctica del equipo, cuando el jueves se acercaron al complejo en Los Samanes para exigir resultados.

Publicidad

Estos hechos “sorprendieron” a Hurtado, porque “conocemos cómo es la hinchada de Emelec, siempre dispuesta a apoyar, y siempre con una relación buena con el equipo”.

¡José Pileggi, presidente de Emelec, debe reaccionar ya, no pasado mañana!

Hurtado condenó lo sucedido en el entrenamiento, cuando en los exteriores del complejo gente identificada como hincha del club exigió resultados al grito de “Ganan o ganan” y “Vayan todos”, al tiempo de realizar detonaciones con pirotecnia, fuegos artificiales y otros artefactos.

Publicidad

“Lo que sucedió en Samanes sorprende, porque el hincha emelecista siempre fue de apoyar, en las buenas y en las malas. Entiendo su maestra, que exijan al equipo, pero hay formas para hacerlo. El hincha tiene la potestad para exigir, porque paga su entrada y alienta al equipo. Los resultados no se dan y uno entiende (el malestar), pero no es la forma de reclamar”, expresó Hurtado. (D)