El triunfo de 0-1 de Universidad Católica sobre Emelec, este sábado en el Capwell, provocó una vez más los reproches de los hinchas eléctricos contra el técnico Ismael Rescalvo, que pese al mal rendimiento de su escuadra, consideró que un empate hubiera sido “justo”.

Walter Leodán Chalá anotó en el complemento (minuto 73) el único gol del partido, válido por la jornada 14 (penúltima) de la primera ronda de la LigaPro serie A.

Al final del compromiso, los aficionados que llegaron al escenario millonario insultaron al español y los gritos ¡Fuera, Rescalvo, fuera! no se hicieron esperar.

“El partido fue muy cerrado, con muy pocas ocasiones, se perdía muy rápido la posesión del balón; el segundo tiempo se abrió un poco el compromiso y pudo haber sido para un lado como para el otro, creo lo que más justo era un empate por todo lo que hicimos”, indicó el adiestrador.

Publicidad

El entrenador español justificó la ausencia de algunos elementos que son fijos en sus formaciones debido a que el próximo martes Emelec recibe al Independiente Petrolero de Bolivia y se juega la clasificación en la Copa Libertadores.

“Buscamos refrescar al equipo porque sabíamos que iba a ser un partido altamente intenso, el rival tiene jugadores de muy buen pie, muy buenos y eso nos daba una exigencia muy alta, por eso decidimos rotar”, precisó el DT.

Rescalvo no ocultó su malestar durante la habitual rueda de prensa posterior a los partidos, cuando un periodista le consultó si no consideraba “un fracaso” no haber podido lograr la primera etapa del certamen local.

“Tu pensamiento es muy negativo y radical, además desacertado. Primero, tenemos el partido del día martes, y segundo, cuando entregas todo y haces todo lo posible para ganar, se intenta y no se consigue, esto es parte del juego”, concluyó el estratega azul. (D)