La Liga Profesional tiene previsto reunirse este jueves con los representantes de la empresa Hawk-Eye, especializada en el videoarbitraje (VAR), para analizar la propuesta sobre cómo se puede ofrecer este servicio a los clubes de la serie A, reveló Joffre Paredes, director de Arbitraje de la entidad organizadora del campeonato nacional.

“Hawk-Eye tiene cuatro equipos en este momento en Ecuador, de los cuales dos fueron traídos de Europa y uno de un país de Sudamérica. Ellos nos han hecho una oferta y quieren algo en firme, porque quieren dejar estos equipos exclusivamente para nuestra Liga; pero también nos expusieron que, si necesitan reenviarlos a otro lugar donde sí tienen contrato, lo harán. Entonces, es un tema de darle seguridad jurídica con un contrato”, comentó Paredes al programa Fútbol Total, de radio La Bruja (98.5 FM para Guayaquil).

También comentó que se analiza la opción de construir un VAR centralizado. “El jueves vamos a conversar con la entidad de Argentina que puso este sistema para la Superliga albiceleste. Estamos explorando opciones también con una empresa de telecomunicaciones importante en Ecuador para dar soporte a esto y presentarles a los clubes la mejor opción”.

Paredes explicó que para poner en marcha esta propuesta se necesita una “fuerte inversión económica, si es con algún auspiciante, para ver si se puede instalar en Guayaquil y Quito u otra ciudad. Con esto se buscaría que los costos por partidos sean bajos”.

Publicidad

Y el otro plan es que los equipos del VAR vayan a cada estadio en que los soliciten. “La inversión inicial no es importante, pero vas pagando por cada partido y, al final, no se van a ahorrar nada los clubes”, remarcó el directivo de la LigaPro.

“Vamos a presentar las propuestas a los directivos de las escuadras nacionales, porque ellos son los que decidirán qué es lo mejor”, concluyó en su intervención sobre este tema.

Cómo funciona el VAR centralizado en Argentina

Todos los encuentros son observados por el personal asignado desde el edificio que la AFA construyó en su predio de Ezeiza, que cuenta con siete salas VOR (Var Operation Room).

Cuenta con un plantel de 50 árbitros certificados. La cabina VOR cuenta con un operador de video (no es árbitro y solo acata órdenes técnicas), un juez VAR, un AVAR (asistente) y un quality manager (un exárbitro).

Publicidad

Comunicar las salas VOR con todos los estadios representó una inversión para la compra de 2.800 kilómetros de cable de fibra óptica.

Los modelos más avanzados tienen 36 cámaras, además del sistema del Detector Automático de Goles. Este sistema que se implementa en la Argentina, al igual que Conmebol, trabaja solo con nueve cámaras, pero hay partidos que pueden tener más cámaras, de acuerdo con la importancia.

¿Qué diferencias tiene el VAR argentino respecto del que conocemos de Conmebol en la Copa Libertadores?

“En Argentina las salas del VAR no estarán en cada estadio, sino que se centralizará todo en el predio de Ezeiza. Allí, en la sala de videos hay siete boxes, lo que permitirá seguir hasta esa cantidad de partidos en simultáneo. En cada box, habrá un árbitro y un asistente más el personal técnico. En Conmebol, la sala de videos se monta en cada estadio, porque de lo contrario tendrían que tener conexión de fibra óptica con cada estadio donde hay partidos para no tener delay (retraso). En la Argentina se puede centralizar todo en Ezeiza, porque todos los estadios están interconectados con el predio con fibra óptica”, explica el portal Infobae. (D)