El director técnico del Club Sport Emelec, el español Ismael Rescalvo, aseveró la noche de este lunes que esperaban que la Liga Profesional de Ecuador (LigaPro) suspendiera la final de vuelta ante Independiente del Valle debido al mal estado del campo de juego, afectado por una fuerte lluvia que azotó a la ciudad de Guayaquil y que no se detuvo hasta la tarde del día siguiente. El encuentro en el estadio George Capwell finalizó igualado a un gol, pero la victoria rayada por 3-1 en la ida le dio su primera corona nacional al elenco de Sangolquí con un global de 4-2.

Esperábamos que LigaPro lo suspendiese. Porque más allá de que nosotros (los equipos) queramos jugar o no, hay un árbitro y hay una Liga que tiene que decidir. Justo al día siguiente era la semifinal del fútbol colombiano (entre América de Cali y Deportes Tolima) y, en un terreno de juego en perfecto estado, llovió muy poquito, y la Liga suspendió el partido y se jugó al día siguiente. No fue decisión de los clubes, la Liga intervino directamente”, declaró Rescalvo.

El adiestrador ibérico analizó el contexto de la final de ida, sobre el cual opina que pese a la lluvia el cotejo podía desarrollarse con normalidad.

“Se pueden sacar pocas conclusiones del partido de vuelta. El de ida fueron circunstancias del partido que se nos dieron en contra. En la ida, a pesar de que el campo estaba mojado, húmedo y dificultaba un poco la circulación del balón, estaba con la posibilidad de jugar a excepción de los últimos 20 minutos que el campo se puso muy encharcado”, explicó el estratega en diálogo con DirecTV.

Publicidad

“Se lesiona Joao (Rojas), expulsan a ‘Alejo’ (Alejandro Cabeza) y a partir de allí todo se pone cuesta arriba. El partido se condicionó mucho”, añadió.

Todo lo contrario en Guayaquil, donde Emelec tuvo que adaptarse “a otras circunstancias” como optar por el juego directo para llegar más rápido al área, ya que desde la elaboración era imposible para ambos equipos debido al mal estado del terreno de juego.

“Desde el principio fue muy complicado porque el terreno de juego era impracticable y no estaba en condiciones de poder disputar una final. Y a raíz de eso, la adaptación de Emelec fue mejor que la de Independiente porque dominamos a pesar de no poder utilizar la combinación. Tuvimos que adaptarnos a otras circunstancias como tratar de llegar más rápido de una área a otra, balón parado, crear duelos cerca de la portería o centros laterales”, argumentó Rescalvo, al mismo tiempo que lamentó el penal fallado sobre el cierre del primer tiempo que según su criterio pudo cambiar el desenlace del cotejo.

El DT concluyó que Independiente “se defendió bien” pero advirtió que Emelec “tuvo chances para igualar el partido” pese al planteamiento “condicionado” por el factor climático. (D)