Dalo Bucaram, presidente vitalicio de 9 de Octubre, se refirió a la continuidad del técnico ecuatoriano Juan Carlos León y sobre la permanencia o salida de varios jugadores.

Con relación a la continuidad del estratega, Bucaram señaló: “León tiene que ser ratificado porque hemos confiado en un modelo de juego que hoy le da identidad al equipo. Eso es fundamental porque cuando se adueña de un modelo de juego, uno tiene un arma que le permite sacar adelante partidos complicados”.

El directivo añadió: “Hay duelos duros y cuando los jugadores ya no saben qué hacer, van a la maldita sea, al pelotazo o implementan cosas que no han entrenado; si se tiene un manual, un modelo de juego, saben que en algún momento va a haber una fisura en el rival. Eso ha demostrado en las últimas fechas 9 de Octubre y le ha permitido conseguir 24 puntos de 33 posibles. Esa identidad no se puede perder, por ello hemos conversado con el Pechón. Tenemos un acuerdo y no ha sido traducido en papel para no generar inquietud, nerviosismo en el interior del club porque lo correcto es que termine el torneo, se dispute con el máximo ímpetu de sacar los partidos y después te sientes con cabeza fría”.

Respecto al supuesto interés de varios equipos por jugadores de 9 de Octubre, Bucaram fue enfático al manifestar: “No vamos a permitir como directiva que se desarme la estructura del modelo de juego del club. La columna vertebral del club está ratificada, faltan detalles para renovar con (Jorge) Pinos, (Manuel) Lucas, que está por los próximos tres años; Darwin Torres tiene seis meses más de contrato; Renny Jaramillo y Eder Cetre son del club; Danny Cabezas, tiene un año más de contrato, pero hay interés de equipos de dos países y de tres clubes en el Ecuador; con José Luis Cazares, Danny Luna, Mauro Da Luz hay conversaciones muy adelantadas; Joao Chávez está entrenando con nosotros y puede ser una variable muy importante, vamos a conversar con nuestros laterales. Nos falta otro volante en la media, que nos ayude a reforzar para disputar un torneo internacional. Estamos enfocados en la Copa Libertadores, lo hemos dicho desde el inicio de la temporada”.

Publicidad

Por la campaña que ha cumplido 9 de Octubre, varios integrantes del cuadro guayaquileño han sido tentados y de esto el directivo sabe que será complicado renovar. “Hay jugadores que va a ser difícil retenerlos, lo que sí podemos decir es que no vamos a desarmar al club solo pensando en ingresos, sino que buscaremos mantener la identidad del club. A nuestros hinchas debo decirles que no vamos a contratar una figura que nos desarme la parte económica. 9 de Octubre es un equipo humilde, que a punta de sudor, gracias a Dios, ha venido consiguiendo y esa va a ser nuestra identidad, un club guerrero, patriota y de obreros, un club de humildes”.

“Cuando agarramos al equipo en segunda categoría, hace tres años, lo anticipé que en el 2021 nuestra meta era clasificar a una Copa Libertadores. Para mí, no es una sorpresa lo que estamos viviendo y sí es una satisfacción a medias porque apunté que 9 de Octubre sea campeón y si se analiza el calendario, resultados, fechas, se puede deducir que tranquilamente pudo ser líder en esta segunda etapa con 4 o 5 puntos de ventaja, sin ningún problema, pero esto es fútbol, son los resultados que se han dado y si hoy, matemáticamente, tenemos una posibilidad de llegar a la final lo real es que por el número de goles es bastante difícil”, reflexionó el también exjugador de Santa Rita y Barcelona.

Bucaram insistió en que no avanzaron más allá por sus propias fallas. “Si no vamos a la final es por errores propios porque dejamos escapar puntos contra Emelec, en 30 segundos, de llegar al 3-1, terminamos 2-2; con Macará nos pitan dos penaltis en el último minuto, para mí no fueron penales, fueron errores del árbitro Congo (Franklin) y terminamos 1-1, un partido donde se nos fueron dos puntos más. Ante Técnico Universitario (0-1) lo perdemos infantilmente en casa en un muy mal partido. Perdimos puntos en cancha que hoy nos complican el paso a la final y como buen deportista hay que asimilarlo, independientemente de si se han hecho bien las cosas”. (D)