Carlos Alfaro Moreno, presidente de Barcelona Sporting Club, dijo que la entidad amarilla requiere vender a algún jugador de la plantilla. Del tema ya se refirió hace un mes cuando el 27 de abril pasado, en entrevista con Diario EL UNIVERSO, explicó bajo qué circunstancias harían fichajes para la segunda etapa del campeonato nacional que organiza la LigaPro.

Esto dijo el dirigente: “Si a mitad de año se abriera la posibilidad de que se den algunas transferencias y ese presupuesto pueda ocuparse con alguna posibilidad de que un jugador pueda llegar, lo trabajaríamos si es por pedido expreso de nuestro entrenador (Jorge Célico). Pero deben darse algunas situaciones y debemos priorizar nuestra realidad financiera”.

Alfaro Moreno habló nuevamente de las opciones de traspasar a algún elemento canario. “Esperamos poder vender algún jugador, hay algunas posibilidades. Necesitamos vender y está planificado dentro del presupuesto”, dijo en charla con radio La Bruja, de Guayaquil.

Aunque no reveló qué jugador podría ser negociado, sí informó que Barcelona SC no tiene contactos con quien sigue siendo el máximo artillero canario en el campeonato nacional: Gabriel Cortez. El esmeraldeño de 26 años está detenido desde abril pasado en la cárcel 4 de Quito mientras es investigado por su presunta vinculación con la organización delincuencial Los Tiguerones.

Publicidad

Pese a su ausencia, el Loco sigue siendo el máximo goleador torero en la LigaPro 2022, con siete anotaciones. Lo sigue, y sin poder alcanzarlo todavía, el uruguayo Gonzalo Mastriani, con 5 tantos en el certamen local.

“La realidad es que no tenemos contacto con Cortez, como con cualquier ciudadano privado de su libertad. Hay un proceso, estamos a la espera al igual que todos. Hasta hace poco Cortez era el goleador del campeonato, no fue una situación menor”, declaró Alfaro Moreno.

Recordó que cuando Barcelona SC fichó al futbolista, que llegó con públicos antecedentes de indisciplina en varios clubes, “todo el mundo nos felicitaba por las contrataciones, pero preguntaban: ‘¿Por qué Cortez?’. No habíamos tenido ni un episodio en cuanto al tema disciplinario, hasta esto que nos sorprendió en la madrugada (su detención por parte de las autoridades). Era el mejor momento de su carrera”. (D)