Antonio Valencia llegó en junio del 2019 a Liga de Quito luego de su salida del Manchester United de Inglaterra, equipo del que fue su figura y capitán.

Este fichaje marcó el regreso del volante tricolor al fútbol ecuatoriano luego de varios años en el exterior, su contratación estremeció el mercado de transferencias de ese año.

Con los albos, Valencia ganó la Copa Ecuador y fue subcampeón de Liga Pro puesto que los quiteños perdieron la final, por penales, en Manta ante Delfín.

Publicidad

El exvolante fue consultado sobre su paso por la escuadra blanca y reveló que salió, a inicios del 2020, al Querétaro de México (donde terminó su carrera profesional), por situaciones que no le gustaron de la dirigencia quiteña.

“Me fui muy contento con la hinchada, muy feliz, pero no me gustaron muchas cosas de la directiva y cómo se maneja en la parte administrativa, entonces decidí mejor salirme tranquilamente”, dijo.

“Agradecerle a la hinchada maravillosa de Liga que me trató muy bien, el año que tuve es lo que quería, sentirme otra vez muy importante en un equipo y gracias a Dios lo conseguí, y después salí por muchos temas que no me gustaron. Cuando no me gusta algo mejor me retiro y a buscar la felicidad en otro lado”, añadió en conversación con Área Deportiva. (D)

Publicidad