El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, declaró este jueves que está convencido de que los Juegos Olímpicos de Tokio se disputarán en sus fechas previstas (23 julio-8 agosto de 2021), añadiendo que "no hay un plan B".

"No tenemos en este momento ningún motivo para creer que los Juegos Olímpicos de Tokio no se vayan a inaugurar el 23 de julio en el estadio Olímpico de Tokio", dijo Bach en una entrevista a la agencia japonesa Kyodo, a seis meses de los Juegos Olímpicos.

"Por eso no hay un plan B y por eso estamos totalmente comprometidos a hacer que sean unos Juegos seguros y exitosos", aseveró.

Bach sí que insinuó que el número de espectadores en los Juegos de Tokio podría ser reducido, afirmando que su organización debe ser "flexible" y debe estar dispuesta a hacer "sacrificios" para proteger la vida de la gente.

Publicidad

La misma determinación se percibió esta semana en el Comité de Organización de Tokio-2020.

"La disputa de los Juegos es nuestro punto inflexible y, partiendo de esa base, no hablamos de nada más", dijo a la AFP el director general de los organizadores nipones, Toshiro Muto.

Muto no excluyó sin embargo que los Juegos tengan que disputarse con un número limitado de espectadores, o incluso sin nada de público.

Ante los casos récord de infecciones por covid-19, el gobierno japonés decidió este mes la reinstauración del estado de emergencia en una parte importante de Japón, que incluye Tokio y su enorme periferia.

Pekín-2022, también adelante

Más de un 80% de japoneses, según un sondeo reciente, estarían en contra de la disputa de los Juegos Olímpicos este año y desearían su aplazamiento o directamente su cancelación.

Publicidad

Antiguos deportistas también se han mostrado favorables a esta posición, como el británico Matthew Pinsent, excampeón olímpico de remo, que consideró "ridículo" celebrar los Juegos e instó a un aplazamiento a 2024.

Los máximos responsables de Tokio-2020 ya han asegurado que otro aplazamiento es "absolutamente imposible" y planean medidas contra el nuevo coronavirus que, según ellos, garantizarán la celebración segura de los Juegos, incluso sin vacunas.

Los Juegos de Tokio, que debían celebrarse inicialmente a mediados de 2020, fueron aplazados en marzo del pasado año, reprogramándose para un año después, en julio y agosto de 2021.

Thomas Bach también habló el jueves a Kyodo sobre los Juegos Olímpicos de Pekín, previstos para principios de 2022. Igualmente aseguró que los planes continúan adelante con el evento en China. (D)